Última hora
This content is not available in your region

El presidente de Mali dimite tras el golpe militar

euronews_icons_loading
Un hombre celebra en Mali el golpe militar
Un hombre celebra en Mali el golpe militar   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de Mali ha anunciado su dimisión tras el golpe militar. Ibrahim Boubacar Keita, en el poder desde 2013, fue detenido por la tarde junto a su primer ministro y conducido a un campamento militar. Unas horas después, a medianoche, apareció en la televisión pública para anunciar, con voz grave, que dejaba el cargo para evitar un baño de sangre.

"Quiero, en este preciso momento, al tiempo que agradezco al pueblo de Mali su respaldo y afecto a lo largo de estos años, comunicarles mi decisión de renunciar a mis funciones, a todas mis funciones, a partir de este momento", señaló.

Mali, excolonia francesa y uno de los países más pobres del mundo, atraviesa desde hace meses a una profunda crisis política.

Descontento popular por la corrupción y la violencia

IBK, como se conoce popularmente al expresidente Keita, fue reelegido en 2018, pero desde entonces el descontento ha ido creciendo debido a la corrupción, a la mala gestión de la economía y al aumento de la violencia étnica. Además, el yihadismo no ha dejado de ganar terreno, convirtiendo a Mali en uno de los países más peligrosos del Sahel.

Tras el golpe, la población salió a la calle para celebrar la noticia.

"Mali ha sido liberado por una fuerza republicana -afirmaba un hombre-. Todo el pueblo les apoya. Estamos muy felices. No hay educación, no hay salud, no hay seguridad".

El golpe militar ha sido condenado internacionalmente. La Comunidad de Estados de África del Oeste ha cerrado las fronteras con el país y suspendido su participación. Francia, que tiene una misión militar desplegado en Mali desde 2013, también ha expresado su preocupación.