Última hora
This content is not available in your region

Svetlana Tijanóvskaya pide desde Lituania el fin de la violencia y la convocatoria de elecciones

euronews_icons_loading
Svetlana Tijanóvskaya pide desde Lituania el fin de la violencia y la convocatoria de elecciones
Derechos de autor  Mindaugas Kulbis/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Svetlana Tijanóvskaya da un paso al frente. Desde Vilna, Lituania, y por primera vez desde que abandonara Bielorrusia el pasado 11 de agosto, la nueva líder de la oposición en este país compareció ante los medios para seguir añadiendo presión al presidente Lukashenko. Desde una posición pacífica, Tijanóvskaya pedía al pueblo bielorruso no rendirse:

"El futuro de Bielorrusia, y por lo tanto el futuro de nuestros hijos, depende ahora de su unidad y su determinación", decía la opositoria en un mensaje previo a la rueda de prensa. "Así que les pido que continúen con las huelgas, que no se dejen intimidar, que se unan. Dejen que las autoridades, escondidas en sus palacios, escuchen nuestras voces, las que nos han robado".

El Gobierno toma medidas

Mientras, en Bielorrusia, los acontecimientos se siguen sucediendo. El ministerio de Interior informaba este viernes de la detención de Yevgeny Bokhvalov, líder obrero encargado de organizar la huelga de la enorme planta de automóviles de Minsk.

La fábrica se encontraba parada desde el pasado lunes junto con otras muchas otras plantas industriales en todo el país, asestando un duro golpe a la autoridad del presidente Lukashenko, que durante sus 26 años de mandato había gozado siempre del apoyo de las grandes empresas estatales.

Este viernes arrancaba también la causa penal contra algunos de los miembros del llamado consejo de coordinación, órgano opositor creado para encontrar una transición pacífica hacia unas nuevas elecciones. El Gobierno sostiene que dicho consejo no tiene otro objetivo que derrocar a un presidente democráticamente elegido y que su existencia es una clara amenaza para la seguridad nacional.

Lee: Las protestas no cesan en Bielorrusia y la presión aumenta sobre Lukashenko.

"Creo que todos los ciudadanos de nuestro país tienen miedo ahora mismo y están asustados, pero es nuestra misión pasar por encima de nuestros miedos y seguir avanzando", alentaba desde el exilio Tijanóvskaya, que aseguraba estar "locamente enamorada de mi patria. Tengo muchas ganas de volver. Lo haré cuando me sienta segura".

Desde Minsk, Lukashenko sigue culpando a Estados Unidos y la Unión Europea de estar orquestando y financiando las movilizaciones en su contra, a la vez que promete que "tomará medidas" en los próximos días contra dichas manifestaciones multitudinarias. La próxima de ellas esta prevista para este domingo en la capital.