Última hora
This content is not available in your region

España se suma a la compra europea de la vacuna de Astrazeneca

Sede del gigante farmacéutico Astrazeneca en Cambridge
Sede del gigante farmacéutico Astrazeneca en Cambridge   -   Derechos de autor  Alastair Grant/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El Ministerio de Sanidad español ha anunciado que se une a la compra de la vacuna del gigante farmacéutico Astrazeneca que está centralizando la Comisión Europea como parte de su Estrategia global de vacunas contra el coronavirus.

Para el Gobierno español, la vacuna de Astrazeneca, desarrollada por la Universidad de Oxford y que ya se encuentra en fase de ensayos clínicos, es "una de las alternativas más avanzadas", explicando que el reparto de vacunas se hará de forma equitativa entre los países participantes, en función de su población.

En su comunicado el Ministerio español recuerda que esta compra y las negociaciones con otras grandes farmacéuticas se enmarcan en la Estrategia Europea de vacunas a la que España se sumó en el mes de julio.

El pasado día 14, la Comisión anunció haber llegado a un acuerdo para la compra de 300 millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca con opción de comprar 100 millones más.

La UE está negociando con las farmacéuticas la compra de dosis una vez que las vacunas hayan completado el proceso de ensayo clínico y se haya comprobado que son eficaces y seguras.

También se han llegado a acuerdos para comprar 300 millones de dosis de la vacuna francesa de Sanofi Pasteur, 200 millones de dosis de la estadounidense Johnson & Johnson con opción de doblar esa cantidad, 80 millones de la también estadounidense Moderna, con opción a 80 millones más o 225 millones de dosis de la alemana CureVac.

La Unión Europea tiene algo más de 400 millones de habitantes.

Stella Kyriakides, Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, dijo al presentarse el acuerdo con Astrazeneca: "Hoy, después de semanas de negociaciones, tenemos el primer acuerdo de compra anticipada de la UE para una vacuna candidata. Me gustaría agradecer a AstraZeneca por su compromiso constructivo en este importante acuerdo para nuestros ciudadanos. Seguiremos trabajando incansablemente para incorporar más candidatos a una amplia cartera de vacunas de la UE. Una vacuna segura y eficaz sigue siendo la estrategia de salida más segura para proteger a nuestros ciudadanos y al resto del mundo del coronavirus".

La Comisión precisa que las decisiones de compra se basan en los avances realizados por cada laboratorio y en base a criterios científicos rigurosos.

"La vacuna de Astrazeneca está en fase II/III de ensayos clínicos después de resultados prometedores en la fase I/II sobre la seguridad y la inmunogenecidad. La Comisión considera que esta vacuna "se basa en un enfoque científico sólido" por la "tecnología utilizada (una vacuna recombinante no replicativa basada en el adenovirus de chimpancés ChAdOx1)" y estima que podría estar disponible rápidamente, a gran escala y con una distribución de riesgos razonable para los países miembros.

La Comisión busca acelerar las regulaciones para que las vacunas estén disponibles cuanto antes aunque prometen no comprometer la seguridad. "Los procesos de reglamentación serán flexibles pero seguirán siendo sólidos. Junto con los Estados miembros y la Agencia Europea de Medicamentos, la Comisión utilizará las flexibilidades existentes en el marco reglamentario de la UE para acelerar la autorización y la disponibilidad de vacunas eficaces contra COVID-19. Esto incluye un procedimiento acelerado de autorización y flexibilidad en relación con el etiquetado y el envasado".

El objetivo de Bruselas es acelerar la investigación para encontrar una vacuna eficaz y segura contra el nuevo coronavirus causante del Covid-19 y poder distribuirla a los estados miembros y países asociados lo antes posible.

A cambio de asegurarse un número de dosis de las vacunas potenciales, Bruselas financia los costes de investigación y desarrollo de las vacunas de las firmas a través del Instrumento de ayuda de emergencia. El objetivo es el acceso equitativo de los países miembros a la vacuna y la simplificación de las negociaciones con las farmacéuticas, así como mutualizar los importantes costes que ningún estado sería capaz de asumir, y las posibles pérdidas.