Última hora
This content is not available in your region

Coronavirus: ¿Qué países europeos son más estrictos en el control de la pandemia?

¿Qué países tienen las políticas más estrictas frente al Covid?
¿Qué países tienen las políticas más estrictas frente al Covid?   -   Derechos de autor  Yassine Khalfalli/Unsplash
Tamaño de texto Aa Aa

Un equipo de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford ha estado reuniendo datos sobre las políticas que los gobiernos de más de 180 países han estado adoptando para hacer frente a la pandemia.

Con los 17 indicadores que diseñaron, consiguieron crear el Rastreador de Respuesta Gubernamental al COVID-19 de Oxford(Oxford COVID-19 Government Response Tracker). Dividen los datos en cuatro índices: respuesta general del gobierno, apoyo económico, contención y salud, y rigor.

Este último califica la severidad de las medidas de los países y tiene por objeto alimentar el debate sobre las medidas adecuadas. Países con cifras importantes de contagios como Reino Unido y España, presentan el índice de rigurosidad más alto, como se puede observar.

¿Qué países son los más estrictos de Europa frente al Covid-19?

Kósovo (con un índice de 69,44 sobre100) parece ser el país más estricto de Europa en cuanto a la respuesta de su gobierno a la pandemia, mientras que Bielorrusia y Georgia son los más indulgentes con 8,33 cada uno.

En cuanto a la Unión Europea, Portugal toma la delantera con 66,2 mientras que Estonia y Lituania están en último lugar (19,44).

¿Cómo se calcula el índice?

"Puntuamos la presencia de políticas", dijo a Euronews la Dra. Anna Petherick, profesora y una de las autoras del rastreador. "El punto principal es que proporciona esta medida objetiva de lo que los diferentes países están haciendo", añadió.

Para medir la rigurosidad, por ejemplo, tuvieron en cuenta nueve índices: desde el cierre de escuelas y lugares de trabajo, el transporte, las restricciones a los viajes y las reuniones hasta los requisitos de permanencia en casa y las campañas de información pública.

Unos 290 contribuyentes actualizan la información obtenida de funcionarios gubernamentales o fuentes periodísticas y la convierten en un sistema codificado a medida.

"Si se permite a las personas reunirse en grupos de 50, eso obtiene una calificación, si sólo pueden reunirse en grupos de 5, es una calificación más intensa", explicó el coautor del rastreador, Toby Phillips.

"La heterogeneidad de las respuestas de los gobiernos es exactamente la razón por la que se necesita una medida comparativa estandarizada y transparente", argumentó el Dr. Thomas Hale, profesor asociado de políticas públicas que también trabajó en el proyecto.

¿Cuanto más estricto, mejor?

"La mentalidad más ingenua es pensar que impedir que la gente se mezcle demasiado es la solución, la menos ingenua es que esto no es gratis", dijo Petherick, sugiriendo que una combinación de varias políticas es la que proporciona más beneficios para la salud.

Sin embargo, "el brote inicial sugiere que existe una relación entre el rigor de la respuesta política y la rapidez de la misma, ya que ambas se asocian a una menor cantidad de muertes", afirmó Phillips.

"También existe el desafío de la 'fatiga del confinamiento', en particular para las poblaciones que carecen de los recursos económicos o el apoyo para mantener las medidas de distanciamiento físico", señaló Hale.

El gráfico muestra la correlación entre el número de muertes (las barras) y el índice de políticas más estrictas (la línea azul). Las líneas verticales marcan las decisiones más importantes como el confinamiento o la reapertura de escuelas.

En Italia y Francia el índice se ha relajado notablemente, mientras que en Alemania se han mantenido relativamente estrictas.

Los datos muestran que el número de muertes diarias relacionadas con el coronavirus (en gris) están efectivamente correlacionadas con el rigor de las medidas de los gobiernos (en azul).

Es interesante destacar la diferencia observada entre la aplicación de medidas de desconfinamiento y la tasa de mortalidad, que no está siguiendo la misma curva.

En España, tras un relajamiento inicial el Gobierno volvió a aplicar medidas más estrictas por los rebrotes que trajo el verano.

Los picos de fallecimientos ilustran el retraso en la notificación del Ministerio de Sanidad al Centro Europeo para Prevención y el Control de Enfermedades, fuente de este gráfico.

El objetivo original de estas herramientas no es medir la eficacia de esas políticas -ya que las situaciones pueden variar en gran medida de un país a otro y el número de casos registrados depende de la cantidad de pruebas que se lleven a cabo- sino "contribuir a la conversación", dijo Petherick.

Explicó que, si bien ha sido difícil evaluar medidas individuales que pertenecen a conjuntos de medidas adoptadas tras la primera oleada, ahora es más fácil evaluar el efecto, ya que se van atenuando una tras otra.

"La variación de las respuestas de los gobiernos pone de manifiesto la dificultad de responder a una amenaza consumadamente transnacional con casi 200 políticas nacionales diferentes", escriben los autores.

*Metodología de la CEPD

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades comunica el número de fallecimientos por fecha de notificación, mientras que las autoridades nacionales -como en el caso de Francia- pueden notificar los fallecimientos por fecha de fallecimiento. Esto puede dar lugar a pequeñas discrepancias en cuanto a las fechas de notificación.