Última hora
This content is not available in your region

Julio certifica el descalabro del turismo en España

euronews_icons_loading
Poca afluencia en una playa de Palma de Mallorca (España) en mayo
Poca afluencia en una playa de Palma de Mallorca (España) en mayo   -   Derechos de autor  Isaac Buj/Europa Press via AP
Tamaño de texto Aa Aa

El primer mes de fronteras abiertas tras el confinamiento fue desastroso para el turismo en España.

Gripó uno de los motores de la economía española, con un desplome de visitantes internacionales y gasto turístico que pone en entredicho la recuperación a medio plazo.

El número de visitantes bajó un 75% con respecto a julio del año pasado. Apenas 2.400.000 llegaron al país.

Los turistas fueron más austeros, el gasto per cápita se colocó por debajo de los 1.000 euros (994 por cabeza). Esto se refleja en el gasto total con respecto a julio de 2019, pues cayó un 79,5% hasta situarse en los 2.450 millones de euros.

Las amenazas de recesión propiciaron la reapertura de las fronteras españolas a finales de junio.

El Gobierno tenía la esperanza de que esto reactivaría la economía, pero estos datos parecen contradecir este plan.

Y los datos de agosto difícilmente serán mejores. Los continuos rebrotes registrados en diversas regiones llevaron a grandes contribuyentes de turistas como Reino Unido y Alemania a recomendar a sus ciudadanos guardar cuarentena al volver.

Esto desincentivó aún más las reservas y provocó una cascada de cancelaciones.