Última hora
This content is not available in your region

La UE quiere aprovechar una ventana de diálogo en la crisis entre Grecia y Turquía

euronews_icons_loading
La UE quiere aprovechar una ventana de diálogo en la crisis entre Grecia y Turquía
Derechos de autor  Burhan Ozbilici/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea cierra filas en torno a Grecia y Chipre en su contencioso marítimo con Turquía, aunque insiste en impulsar la vía diplomática. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha visitado Atenas con la esperanza de aprovechar la ventana de diálogo que ha abierto el regreso a puerto del buque de prospecciones turco Oruc Reis.

"Discutiremos la idea de celebrar una conferencia multilateral, porque además del diálogo bilateral, probablemente sea necesario que los distintos países se sienten alrededor de la misma mesa para discutir diferentes temas", explicaba Charles Michel tras reunirse con el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis.

"Si tenemos muestras tangibles (de que Turquía quiere dialogar) y éstas se prolongan, estamos listos para iniciar inmediatamente, y subrayo 'inmediatamente', las conversaciones exploratorias con Turquía, con respecto a la única gran diferencia que tenemos: la demarcación de las zonas marítimas, la Zona Económica Exclusiva, en el Egeo y en el Mediterráneo Oriental", afirmaba poco después Mitsotakis.

Más contundente, aunque con el mismo deseo de dialogar, se ha mostrado ante el Parlamento Europeo el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell:

"Lo que ha estado sucediendo durante el verano es inaceptable. Turquía tiene que abstenerse de tomar medidas unilaterales. Este es un elemento básico para permitir que el diálogo avance, bueno, mejor, para empezar a dialogar", afirmaba tajante el jefe de la diplomacia comunitaria, quien además añadió que "ha llegado la hora de tomas decisiones difíciles".

Las prospecciones turcas en las aguas en disputa ha generado un ambiente prebélico en el Mediterráneo Oriental, donde desde hace meses se acumulan barcos de guerra de distintas banderas, tensando las relaciones con la UE, que no descarta imponer sanciones a Ankara.