Última hora
This content is not available in your region

Polonia moviliza su plan de amparo para los perseguidos políticos de Alexander Lukashenko

euronews_icons_loading
Polonia moviliza su plan de amparo para los perseguidos políticos de Alexander Lukashenko
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Un grito de protesta por Bielorrusia a las puertas de la sede de la Comisión Europea en Varsovia. Jana Shostak, una activista bielorrusa que vive en Polonia, ha llevado a cabo este tipo de protesta para apoyar las manifestaciones contra Alexander Lukashenko.

"Toda esta situación es para nosotros, en mi opinión, una oportunidad para construir una nueva diáspora, para definir una nueva Bielorrusia. Por primera vez en mi vida, fui a Grodno para votar en las elecciones pasada", dijo Shostak a las cámaras.

Cada vez más líderes de la oposición bielorrusa han venido a Varsovia, entre ellos la excandidata a la presidencia Svetlana Tijánosvkaya y Olga Kovalkova que recientemente salió del país por las amenazas del Gobierno de Lukashenko. Ahora se encuentra exiliada en Polonia.

El ministerio Asuntos Exteriores de Polonia ha expresado su apoyo a los dirigentes que luchan por la democracia.

"Bielorrusia debería tener el derecho de luchar por su libertad. Nosotros, lo europeos, debemos nuestra solidaridad a estas personas. Por eso hemos iniciado un programa especial llamado Solidaridad con Bielorrusia", argumentó el viceministro de Exteriores, Marcin Przydacz.

Este proyecto ayuda a los migrantes bielorrusos financieramente y también facilita la llegada de los perseguidos por Minsk para recibir tratamiento en los hospitales o para estudiar.

Uno de los beneficiarios del programa es la Casa Bielorrusa en Varsovia. Ales Zarembiuk es el responsable de la institución que, entre otras cosas, ayuda a organizar las llegadas.

"Este programa de Solidaridad con Bielorrusia es muy importante. La gente sabe que cuando arriesguen sus vidas, recibirán atención médica y libertad en Polonia".

Desde principios de agosto, Bielorrusia protagonista una implosión social tras la victoria electoral del presidente Alexander Lukashenko por sexta vez consecutiva. Las masivas manifestaciones denuncian el fraude de los comicios y exigen la reinstauración de la democracia en el país. Lukashenko ha establecido una campaña de persecución y represión policial contra los partidarios y líderes de la oposición, obligándoles al exilio.