Última hora
This content is not available in your region

La pandemia cambia los hábitos en el consumo de drogas

euronews_icons_loading
La pandemia cambia los hábitos en el consumo de drogas
Derechos de autor  Christophe Ena/ASSOCIATED PRESS
Tamaño de texto Aa Aa

La pandemia ha provocado cambios en el modo en que se venden y consumen las drogas en Europa.

Los delincuentes se han vuelto más ingeniosos: para vender recurren a las redes sociales y a las entregas a domicilio. Así se desprende del Informe Europeo sobre las Drogas, que también ha detectado una menor circulación de los estupefacientes vinculados al uso social, como la cocaína o el éxtasis, y un aumento de otros como el cannabis y las benzodiazepinas.

Estos cambios, vinculados al confinamiento, no han evitado que el problema de la cocaína siga empeorando. España se mantiene a la cabeza en el consumo. Y en cuanto las incautaciones, se sitúa en segundo lugar con 48 toneladas, sólo por detrás de Bélgica. Y es que la principal puerta de entrada de la droga siguen siendo los puertos.

Según explica la comisaria europea de Interior, todo esto acarrea otros problemas. “Donde hay drogas, a menudo también hay armas, delitos y asesinatos. Donde hay delitos relacionados con las drogas, también hay crimen organizado. Cinco mil bandas de crimen organizado están activas en Europa. Más de un tercio están involucrados en las drogas. El tráfico de drogas financia el crimen organizado con 30 mil millones de euros al año. El tráfico ilegal de drogas es el mayor mercado criminal de la Unión Europea”, explica Ylva Johansson.

Pero el impacto de la pandemia en el tráfico de drogas en Europa también tiene consecuencias sociales.

"Tenemos que estar atentos a lo que ocurra en los próximos meses. Todos esperan una recesión económica muy importante que podría incrementar la vulnerabilidad de algunos grupos de población que ya son muy vulnerables. En esta situación ya de por sí difícil, también podría aumentar el número de personas que participan en las actividades delictivas relacionadas con las drogas, directa o indirectamente”, alerta Alexis Goosdeel, de la Agencia de Control de Drogas de la UE.

El informe también avisa sobre la “acuciante necesidad” de reforzar la vigilancia en el consumo de cannabis ya que están apareciendo nuevas variedades más concentradas.