Última hora
This content is not available in your region

Supercopa de Europa: Bayern y Sevilla buscan en Budapest el más difícil todavía

euronews_icons_loading
Supercopa de Europa: Bayern y Sevilla buscan en Budapest el más difícil todavía
Derechos de autor  AP/Szabó Bernadett
Tamaño de texto Aa Aa

Todo listo en el Puskas Arena de Budapest para la gran final de la Supercopa de Europa entre Bayern de Múnich y Sevilla. El ganador de la Champions y el de la Europa League se ven las caras en la capital húngara en un partido hasta ahora marcado por lo extradeportivo, después de la decisión de la UEFA de permitir la entrada de aficionados.

"Esas decisiones se toman en otro lugar, y creo que mi equipo está haciendo un buen trabajo al enfocarse simple y llanamente en el fútbol. Nosotros tenemos un objetivo que es ganar el título, la Supercopa" decía el entrenador del Bayern, Hans-Dieter Flick, que en su momento se mostró contrario a que se permitiera la entrada de público a las gradas del estadio.

Julen Lopetegui reconoce el potencial del equipo alemán, pero avisa: "Creo que en Europa no hemos tenido un equipo como este desde hace mucho tiempo, un equipo tan fuerte y lleno de calidad. Y esto es algo que debe motivarnos, darnos emoción y hacernos mejorar".

Una prueba piloto

El de este jueves será el primer partido de fútbol a nivel internacional desde el inicio de la pandemia con espectadores en las gradas, jugándose además en una ciudad considerada por Alemania "zona de riesgo" y que estos días hace frente a un importante repunte de contagios. El alcalde de Budapest, sin competencias en este asunto, culpa al Gobierno de Viktor Orban de lo que pueda pasar.

La UEFA ha convertido este partido en una especie de prueba piloto, permitiendo la entrada en el estadio a un total de 20.000 espectadores, lo que supone un tercio del aforo máximo del mismo. Por supuesto, los aficionados deberán llevar máscara y mantener la distancia de seguridad.

La decisión ya está tomada y solo falta que el balón eche a rodar. Lo hará a las 21h, Hora Central Europea. Que gane el fútbol.