Última hora
This content is not available in your region

La Unión Europea pide el fin inmediato de las hostilidades en Nagorno Karabaj

euronews_icons_loading
La Unión Europea pide el fin inmediato de las hostilidades en Nagorno Karabaj
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La tensión estalló de nuevo este fin de semana, después de casi tres décadas de calma tensa. Armenia y Azerbaiyán reivindican este territorio y se acusan mutuamente de haber iniciado las hostilidades.

La diplomacia europea quiere evitar una guerra abierta que desestabilizaría la región. El Alto Representante, Josep Borrell, ha mantenido conversaciones telefónicas con los ministros de exteriores de Armenia y Azerbaiyán, e invita a las partes a retomar las negociaciones.

"Instamos a todos a hacer todo lo posible para evitar que estalle una guerra total porque esto es lo último que necesita la región. La escalada en torno a Nahorno Karabaj es muy preocupante porque conlleva el riesgo de una escalada grave y consecuencias graves para la estabilidad en la región. Por eso la UE ha pedido oficialmente a ambas partes que se abstengan de usar la violencia y que detengan de inmediato el enfrentamiento armado”, ha explicado Peter Stano, portavoz de la Comisión.

Alemania también ha descrito la situación en Nagorno Karabaj como preocupante, haciéndose eco de los llamamientos de la UE.

"El gobierno alemán ve este nuevo estallido del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán como un desarrollo muy peligroso de la situación, e instamos a ambas partes a un alto el fuego inmediato y a volver a las negociaciones. Existe un foro apropiado para esto, que es el Grupo de Minsk de la OSCE”, ha dicho Steffen Seibert, portavoz de la canciller alemana Angela Merkel.

Bruselas también quiere evitar que terceros países interfieran en el conflicto. Aunque algunos como Turquía ya han empezado a posicionarse.

"Condeno, una vez más, a Armenia que ayer atacó el territorio de Azerbaiyán. Turquía seguirá apoyando a su amigo y hermano Azerbaiyán de todo corazón y con todos los medios posibles", ha proclamado Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

Rusia, que tradicionalmente apoya a Armenia, ha preferido hacer un llamamiento a evitar la escalada y a poner fin a las hostilidades.