Última hora
This content is not available in your region

Trump hace una breve aparición pública para saludar a sus simpatizantes a las afueras del hospital

euronews_icons_loading
Trump hace una breve aparición pública para saludar a sus simpatizantes a las afueras del hospital
Derechos de autor  AP Photo/Anthony Peltier
Tamaño de texto Aa Aa

Los simpatizantes de Donald Trump se llevaron una gran sopresa este domingo cuando el mandatario republicano decidió salir temporalmente del hospitar militar Walter Reed para saludarlos desde un vehículo presidencial.

Trump, portando una mascarilla, nunca bajó de la camioneta y mantuvo siempre las ventanas cerradas. Todo indica que su estancia en el hospital podría haberle cambiado su opinión con respecto al coronavirus, ya que siempre se mostró renuente a portar la mascarilla y respetar el distanciamiento social en los eventos oficiales.

Dos agentes del servicio secreto, también con mascarillas, le condujeron en esta breve caravana.

"Ha sido un viaje muy interesante, he aprendido mucho sobre la COVID. Lo he aprendido yendo a la verdadera escuela. Esta no es la escuela de leer libros. Lo he aprendido y entendido", aseguró Trump a través de un video publicado en su cuenta oficial de Twitter este domingo.

James Philips, el médico responsable de los residentes del hospital Walter Reed, criticó duramente la decisión de Trump de salir brevemente del hospital en Twitter.

"La camioneta no es sólo blindada, sino que está sellada herméticamente contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de la COVID-19 es el más alto posible a excepción de procesos médicos. La irresponsabilidad es escandalosa. Lo siento por los agentes del Servicio Secreto que se vieron forzados a participar".

Trump podría ser "liberado" en las próximas horas

Ese mismo día, su equipo médico informó observar mejorías en su salud y aseguró que su salida podría ocurrir este lunes.

"Hoy se siente bien, ha estado en pie y dando vueltas. Nuestro objetivo es que no tenga problemas para valerse por sí mismo. Que se levante de la cama tanto como sea posible, que se mueva. Si continúa sintiéndose tan bien como hoy, nuestra esperanza es que podamos darle de alta en las próximas horas, para que vuelva a la Casa Blanca donde podrá continuar con su tratamiento", declaró uno de sus médicos tratantes, del hospital John Hopkins, Brian Garibaldi.

Los médicos han revelado que Trump ha recibido un tratamiento con esteroides, práctica recomendada únicamente para los pacientes muy enfermos. También se confirmó había sido sometido a un tratamiento antiviral.

Medios estadounidenses habían reportado que la salud del mandatario había sufrido episodios preocupantes desde su detección del virus. Los médicos eluden confirmar la información filtrada sobre el estado de salud de Trump de los últimos días.

Una salida secreta hasta el último momento

La sopresa también fue para los periodistas de la Casa Blanca que no recibieron notificación alguna sobre la aparición pública de Trump.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca emitió un comunicado en el que criticó el último movimiento de la administración a través de un comunicado.

"Es un escándalo que el presidente abandone el hospital, aunque sea un momento, en una crisis sanitaria sin el pool (grupo asignado) de periodistas presente para asegurar que el pueblo estadounidense sabe qué hace y cómo se encuentra el presidente", aseguró la asociación, que defiende una cobertura independiente de las actividades de la Presidencia.