Última hora
This content is not available in your region

El agujero de ozono vuelve a las andadas: el más grande y profundo de los últimos años

Agujero de ozono el 27 de septiembre de 2020
Agujero de ozono el 27 de septiembre de 2020   -   Derechos de autor  Copernicus Atmosphere Monitoring Service
Tamaño de texto Aa Aa

Después de una temporada en la que el agujero de la capa de ozono del Hemisferio Sur se redujo a su tamaño más pequeño jamás observado, este 2020 el ozono ha vuelto a reducirse hasta niveles que no se veían hace años, según confirman los científicos de la agencia europea Copernicus.

En algunas zonas la concentración de ozono es cercana a cero. Las condiciones meteorológicas, con vórtice polar muy estable y frío han favorecido la destrucción de ozono.

"El agujero de ozono de 2020 se parece al de 2018, que también era un agujero bastante grande, y está definitivamente en la parte superior de los observados en los últimos quince años más o menos", comenta Vincent-Henri Peuch, Director del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus. "Con la luz del sol regresando al Polo Sur en las últimas semanas, vimos una reducción continua del ozono en la zona. Después del agujero de la capa de ozono en 2019, inusualmente pequeño y breve -que fue provocado por condiciones meteorológicas especiales- estamos registrando uno bastante grande de nuevo este año, lo que confirma que tenemos que seguir haciendo cumplir el Protocolo de Montreal que prohíbe las emisiones de sustancias químicas que agotan la capa de ozono".

Copernicus Atmosphere Monitoring Service
La superficie del agujero de la capa de ozono en 2020 (amarillo) es una de las mayores registradas. La línea roja muestra las previsiones.Copernicus Atmosphere Monitoring Service

La columna de ozono, la concentración de ozono en la estratosfera, ha llegado a alcanzar mínimos históricos este mes.

Copernicus Atmosphere Monitoring Service
Columna de ozono del año 2020 (en amarillo) y previsión (en rojo)Copernicus Atmosphere Monitoring Service

Malas noticias para quienes alzaron las campanas al vuelo el año pasado, cuando el agujero de ozono se redujo a su máximo histórico debido a un evento extremo de calentamiento estratosférico súbito. Entonces muchos lo celebraron como un gran éxito del Protocolo de Montreal.

El agujero de este año muestra que la realidad es más complicada.

Aunque el agujero de ozono está sujeto a una variabilidad anual importante, para hacerse una idea hemos puesto juntas la imagen del agujero de ozono de 2020 con el de 2019 en las mismas fechas. Se puede observar que no sólo la superficie es mucho menor, también la concentración (el color rojo indica una mayor presencia).

Copernicus Atmosphere Monitoring Service/ euronews
Comparación del agujero de ozono de 2020 y el de 2019 en la misma fechaCopernicus Atmosphere Monitoring Service/ euronews

El Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de la red europea Copérnicus mide constantemente las condiciones del ozono en la atmósfera con datos de satélite, comprobándolos con las mediciones de gloos sonda y es capaz de crear previsiones sobre su evolución.

¿Cómo se forma el agujero de la capa de ozono?

El agujero de la capa de ozono se forma cada año en la primavera, cuando los primeros rayos de sol alcanzan los polos. Los compuestos químicos prohibidos por el Pacto de Montreal como el cloro (CFC) y las sustancias que contienen bromo, se acumulan en el interior del vórtice polar.

Con las temperaturas extremas del vórtice polar (la corriente estratosférica que mantiene el aire frío confinado en los polos), se forman nubes estratosféricas que favorecen las reacciones químicas destructoras de ozono.

Los compuestos químicos permanecen inactivos hasta que son alcanzados por los primeros rayos solares. "La energía del sol libera átomos de cloro y bromo químicamente activos en el vórtice que destruyen rápidamente las moléculas de ozono, causando la formación del agujero" según explica Copernicus en un comunicado.

Este tipo de condiciones son más habituales en el hemisferio Sur, pero este año se produjo el mayor y más estable agujero en la capa de ozono del Polo Norte.

¿Qué consecuencias tiene para la vida en la tierra?

El agujero de ozono es un escudo frente a los rayos ultravioleta. La principal consecuencia del agujero de ozono es una mayor exposición a estas radiaciones que pueden causar cáncer de piel y problemas oculares en las zonas que se encuentran desprotegidas por la capa.

Además una investigación reciente sugiere un nexo entre el agujero de ozono y las corrientes marinas y atmosféricas responsables del clima a medio y largo plazo.