Última hora
This content is not available in your region

División de opiniones en torno al Pacto para la Migracion y el Asilo

euronews_icons_loading
División de opiniones en torno al Pacto para la Migracion y el Asilo
Derechos de autor  Nariman El-Mofty/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Los ministros de Interior de la Unión Europea se han reunido por primera vez para analizar el Pacto para la Migración y el Asilo propuesto por la Comisión.

Y hay división de opiniones, ya que no todos están de acuerdo con la idea de que ciertos países puedan renunciar a acoger refugiados, a cambio de financiar la repatriación de migrantes.

Los países que se encuentran en primera línea, temen por ejemplo que la carga de la acogida siga recayendo sobre sus espaldas.

Pero según la comisaria responsable de Migración, el pacto es equilibrado. “Tenemos un ángulo humanitario muy fuerte. Estamos defendiendo el derecho a solicitar asilo. Estamos elaborando una nueva legislación para evitar las devoluciones en las fronteras, y estamos dando un paso real para que haya rescates y para que esas personas puedan desembarcar en suelo europeo, y haya una solidaridad obligatoria”, ha explicado Ylva Johansson a Euronews.

Pero las organizaciones humanitarias dicen que la propuesta se equivoca de prioridades. “Está claro que el Pacto tiene como objetivo reconstruir la confianza entre los Estados miembros, en lugar de priorizar los derechos de los refugiados y los migrantes", denuncia Sara Presitani, miembro de Euromed Rights.

En el Parlamento Europeo, el presidente de la comisión de Libertades Civiles y Asuntos de Interior cree que lo importante es asegurarse de que los países comparten la responsabilidad. “Damos la bienvenida a la propuesta. Ya era hora”, afirma el socialista Juan Fernando López Aguilar. “Pero dicho esto, queremos más y trabajaremos duro para mejorar la propuesta porque queremos solidaridad vinculante y responsabilidad compartida”.

La reunión de los ministros de Interior ha servido para constatar que si bien nadie está completamente satisfecho con la propuesta, nadie la rechaza de plano. Las negociaciones prometen ser largas.