This content is not available in your region

Un invernadero para la ciudad

Access to the comments Comentarios
Por Luisa Trapero
euronews_icons_loading
Un modo de producción más eficaz y respetuoso con el medio ambiente
Un modo de producción más eficaz y respetuoso con el medio ambiente   -   Derechos de autor  Euronews

A través de la convocatoria FEDER Innterconecta, del Centro para elDesarrollo Tecnológico Industrial un grupo de empresas españolas se unen para el desarrollo de lo que puede suponer un cambio en el sistema de producción de frutas y hortalizas: un nuevo modelo de invernadero que se pueda implantar en las ciudades, en parques o áticos sin necesidad de luz artificial o de la huella de carbono.

Lo que un día fue desierto es hoy en Almería, al sureste de España, un mar de plástico y la huerta de Europa. La agricultura intensiva de los invernaderos ha traído prosperidad a esta zona, y con ella la especialización de nuevas técnicas de cultivo de frutas y verduras.

Ahora un grupo de empresas pioneras quiere implementar esa tecnologı́a en las ciudades pero con un modelo de invernadero más estético, diez veces más productivo y que sea respetuoso con el medioambiente.

Juan Pardo, director técnico de Greendomo Novagric explica las características del proyecto:”El invernadero Greendomo tiene forma de cúpula, de globo terráqueo, un domo geodésico. Es una estructura compuesta de triángulos, que es la forma geométrica más sencilla que existe. Hay un mínimo consumo y utilización de energía y materiales, de manera que no existan obstáculos estructurales para la llegada de la radiación solar a las plantas para que puedan hacer la fotosíntesis . La energía luminosa se distribuye aquí de un modo más global y homogéneo , de manera que no existan sombras que perjudiquen a las plantas".

Su sistema de plantación vertical en columnas rotatorias permitirá producir cultivos durante todo el añ o usando un 70% menos de agua. Y la gran hermeticidad de su estructura los protegerá de condiciones climatológicas adversas y plagas que afectan al rendimiento y la calidad en la agricultura más tradicional.

La idea es que se pueda instalar dentro de las ciudades, en parques, plazas e incluso en áticos. Para su mantenimiento sólo se necesitan dos trabajadores.

Para Eduardo Pardo, director del Proyecto Greendomo, Tecnova ”En realidad podría ser incluso más rentable que un sistema tradicional o de producción en sistemas tradicionales de agricultura intensiva ¿Por qué?, porque estás cubriendo el tema que insisto es de cercanía, te estás ahorrando el transporte, estás cumpliendo con los requisitos de la huella de carbono y, luego, estás suministrando un producto fresco. El consumidor va a pagar más por un producto que sabe que lo acaban de coger.”

La idea del Greendomo desempeñará un papel relevante en la agricultura urbana y en la agricultura del futuro. Pero se necesita el apoyo de los Gobiernos y fundaciones pioneras para dar ese gran empujón. Ello contribuiría a cubrir la creciente demanda global de alimentos, además de transformar la vida cotidiana de los habitantes de las ciudades en todo el mundo.