Última hora
This content is not available in your region

El Parlamento Europeo apuesta por un Política Agrícola Común... un poco más verde

euronews_icons_loading
El Parlamento Europeo apuesta por un Política Agrícola Común... un poco más verde
Derechos de autor  Martin Meissner/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento Europeo ha fijado su posición de cara a la reforma de la Política Agrícola Común. Se trata del punto de partida para iniciar las negociaciones con el Consejo.

Globalmente aceptan el principio que establece un mayor vínculo entre la agricultura y el medioambiente.

Entre los cambios que se intrucen para el periodo 2023-2027 destacan:

-incentivar que el 10% de las tierras se dediquen a elementos paisajísticos,

-que el 35% del dinero sea para evitar la degradación del medioambiente

-y que parte de los pagos directos vaya a los ecoesquemas.

Para los eurodiputados del grupo de Los Verdes, que han votado en contra, no va lo suficientemente lejos. “La agricultura puede absorver el CO2 en el suelo si se sustituyen los fertilizantes químicos por fertilizantes verdes. Tiene un enorme potencial para apoyar la neutralidad climática y esta oportunidad, debo decir, se ha perdido", explica Thomas Waitz, eurodiputado austríaco.

Quienes respaldan el acuerdo, argumentan que los agricultores europeos necesitan apoyos. “Tenemos que encontrar un equilibrio entre los intereses de los agricultores por un lado, y los intereses de los ciudadanos y los consumidores por el otro lado”, argumenta Herbert Dorfmann, del grupo Popular. Y añade que no se debe olvidar el peso económico de la agricultura.

Hamburguesas vegetarianas sí, leche de soja no

El Parlamento también se ha pronunciado sobre el capítulo de la PAC relativo a las "hamburguesa vegetarianas".

Ha rechazado que se limite el uso de palabras como "bistec" o "salchicha" a los productos cárnicos. En cambio, sólo los productos lácteos podrán llamarse "yogurt" o "leche".

Es decir, se pueden comercializar productos bajo la etiqueta “hamburguesa vegetariana”, pero no bajo el nombre la “leche de almendra”.

Tras el voto del Parlamento sobre la reforma de la Política Agrícola Común, se abre ahora un periodo de negociaciones con el Consejo para resolver los puntos conflictivos.