Última hora
This content is not available in your region

España declara un nuevo estado de alarma para combatir la pandemia

euronews_icons_loading
Una pareja en la calle Estafeta de Pamplona, Navarra, España, 24 de octubre 2020
Una pareja en la calle Estafeta de Pamplona, Navarra, España, 24 de octubre 2020   -   Derechos de autor  Alvaro Barrientos/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno español ha decretado el estado de alarma y un toque de queda en todo el país, con excepción de las islas Canarias, para hacer frente a la pandemia. Durante un Consejo de Ministros extraordinario, el Ejecutivo que presidente Pedro Sánchez ha aprobado este mecanismo extraordinario que le permite dar cobertura jurídica a las medidas excepcionales necesarias para frenar la propagación de la COVID-19. Aunque su validez inicial es de quince días, la idea es que el Congreso lo prorrogue durante varios meses. El objetivo es que se extienda hasta el próximo 9 de mayo.

Los presidentes autonómicos tendrán un margen de una hora de atraso o adelanto en la aplicación del confinamiento nocturno o toque de queda. En principio, tendrá lugar entre las once de la noche y las seis de mañana. Además se restringen las reuniones sociales y se prohíben los viajes entre comunidades autónomas salvo por causas justificadas.

Es la tercera vez desde que comenzó la democracia que el Gobierno recurre a esta medida extraordiaria. La última fue el pasado mes de marzo, aunque en esta ocasión no habrá un confinamiento absoluto, pero sí muchas restricciones de derechos y libertades para las que se necesita una cobertura legal.

España es uno de los países europeos más afectados por la COVID-19. Según el Ministerio de Sanidad, desde que comenzó la pandemia, 1.046.132 personas han dado positivo en los test y 34.752 han fallecido. Sin embargo, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estimado que el número total de contagios puede rondar los 3 millones. Nada dijo sobre el número real de fallecimientos debido a la pandemia, aunque algunos fuentes hablan de más de 60.000 basándose en los datos sobre el exceso de mortalidad que refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE).