Última hora
This content is not available in your region

Varios países europeos generalizan el toque de queda nocturno para frenar al coronavirus

Access to the comments Comentarios
Por Francisco Fuentes con AFP, EFE
euronews_icons_loading
El uso de la mascarilla es obligatorio en numerosos países
El uso de la mascarilla es obligatorio en numerosos países   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Europa entera blindada con medidas extremas para frenar el avance implacable del coronavirus.

En Francia, con 54 departamentos (46 millones de habitantes) con toque de queda nocturno, (entre las 21.00 horas y las 6.00 horas) se ha registrado nuevo récord de contagios con 52.010 nuevos casos positivos notificados en las últimas 24 horas, y otras 116 personas fallecidas. La tensión en los hospitales franceses sigue aumentando con 16.454 pacientes ingresados, de los cuales más de 2.500 están en cuidados intensivos.

En España, algunas regiones como Castilla-León habían impuesto el sábado el toque de queda nocturno, aunque algunos increparon a la Policía Nacional, que verificaba el cierre de los establecimientos.

Una medida que un Consejo de Ministros extraordinario validaba este domingo con el estado de alarma, que ampara legalmente el toque de queda.

"Que cuanto más nos quedemos en casa, y menos contactos tengamos, más protegidos estaremos y más protegeremos a nuestros seres queridos y también a la salud del conjunto de la ciudadanía. No hay que aprobar medidas para obligarnos a hacer lo que hay que hacer, porque sabemos lo que hay que hacer. A menos movilidad, menos contactos y menos posibilidades tendrá el virus de contagiarnos. Por tanto, quedémonos en casa todo lo que sea posible", ha explicado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Idéntica recomendación en Italia, aunque en este país cierran los cines, teatros y ginmasios.

Además, los bares y restaurantes terminarán el servicio a las 18.00 horas. Unas medidas excepcionales que han provocado enfrentamientos entre grupos de manifestantes y la policía en varias ciudades.

En Roma, una de las protestas estaba convocada por organizaciones de la extrema derecha.

"No hemos introducido un toque de queda, no utilizamos esta palabra, pero lanzamos una fuerte recomendación a todos. Solo necesitamos movernos si es por motivos de trabajo, de salud, de estudios, de necesidad. Y recomendamos también, evitar recibir en casa a personas que no formen parte del núcleo familiar", ha dicho el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Ningún país europeo escapa a la segunda ola del coronavirus.

En Grecia, el toque de queda nocturno entró en vigor el sábado, tanto en Atenas como en Tesalónica.

El uso de la mascarilla es obligatorio.

Por su parte, el Gobierno alemán ha desplegado a centenares de policías en Berlín ante el aumento de las protestas por las restricciones impuestas.