Última hora
This content is not available in your region

Un toque de queda a rajatabla

Access to the comments Comentarios
Por Magyar Ádám & Escarlata Sánchez (Comentario en español)
euronews_icons_loading
Patrullas de policía en Budapest
Patrullas de policía en Budapest   -   Derechos de autor  from Euronews video
Tamaño de texto Aa Aa

Calles desiertas en Budapest después de las ocho de la tarde. Aunque para algunos, es el comienzo de la jornada laboral... La policía ronda las calles hasta las 5 de la madrugada para hacer cumplir el toque de queda impuesto para frenar la propagación del coronavirus.

Luces navideñas en el desierto

Durante al menos diez días, los aquincenses sólo podrán disfrutar de las luces navideñas si van o vuelven del trabajo, si tienen que ir al médico de urgencias, o si sacan a pasear al perro.

"Te piden la documentación y el salvoconducto. Lo revisan y adiós, buenas noches", dice este húngaro a quien la policía acaba de pedir los papeles.

En las últimas semanas, las fuerzas del orden han emitido ocho mil advertencias y multas por infracciones de las nuevas reglas introducidas por la pandemia de COVID-19.

Todas las fuerzas del orden en las calles

Además de la policía municipal, patrullan también el Ejército y las fuerzas antidisturbios... armados hasta los dientes y escoltados por vehículos blindados para disuadir a posibles delincuentes que intentaran aprovechar las calles vacías.

"Creo que la policía está haciendo un buen trabajo, pero no veo que sea eficaz el toque de queda, pues las calles están llenas durante el resto del día", decía este húngaro.

Un callado ambiente nocturno...

Desierto y silencioso, así ha dejado la pandemia del coronavirus el ambiente nocturno en Budapest...

"Aquí estoy totalmente solo en una de las plazas más famosas y concurridas de Budapest y eso que solo son las 10 de la noche. El toque de queda estará vigente por lo menos hasta el 11 de diciembre". Un reportaje de Ádám Magyar