Última hora
This content is not available in your region

España se queda desierta en la primera noche de toque de queda

euronews_icons_loading
Una mujer cruza una calle vacía de Barcelona
Una mujer cruza una calle vacía de Barcelona   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La historia se repite en España. De nuevo, el estado de alarma, de nuevo, calles vacías y fantasmagóricas, en la primera noche de toque de queda, impuesto por el Gobierno para tratar de frenar la pandemia.

Este domingo por la noche, el silencio reinaba en las grandes ciudades, como Barcelona; un silencio roto tan solo por coches de Policía, transportes públicos, repartidores y algunos rezagados que volvían a casa de forma apresurada.

Esta semana será dura psicológicamente para muchos ciudadanos. No es el confinamiento total de hace siete meses, pero se vuelve a imponer el encierro a una hora precisa.

"Es un poco surrealista, porque es una situación a la que no estamos acostumbrados y es un poco fuerte pensar que tenemos que estar obligatoriamente en casa a una hora. Pero es necesario, realmente", opina una chica.

¿Estado de alarma hasta el 9 de mayo?

El estado de alarma ha sido decretado por un período inicial de 15 días, aunque el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, va a pedir al Congreso de los Diputados que autorice su ampliación hasta el 9 de mayo.

En Barcelona, como en toda Cataluña, el toque de queda comienza a las 10. En Madrid, las autoridades lo han retrasado hasta medianoche. Las comunidades autónomas pueden adaptar la horquilla de horarios, pero la medida será obligatoria en toda España, salvo en las islas Canarias, durante los próximos quince días.

A eso se suman los confinamientos perimetrales en numerosas ciudades, en lo que parece un último intento de evitar el cierre total.