Última hora
This content is not available in your region

Manifestación en Praga contra las medidas impuestas por el Gobierno checo para frenar al coronavirus

euronews_icons_loading
Protesta en Praga contra las restricciones impuestas por el Gobierno checo
Protesta en Praga contra las restricciones impuestas por el Gobierno checo   -   Derechos de autor  Petr David Josek/AP
Tamaño de texto Aa Aa

En lugar de celebrar la fundación del Estado checoslovaco independiente, el 28 de octubre de 1918, los checos se han manifestado por la libertad y la verdad, contra el Gobierno por imponer un toque de queda estricto.

La gente no está ni mucho menos satisfecha con la cancelación de todos los eventos culturales, cierre de restaurantes, tiendas y mercados, y sobre todo está en contra de la obligatoriedad de llevar mascarillas en público.

"Ya no vivimos en un protectorado, aquí no hay una guerra, los confinamientos son inútiles y para lo único que sirven es para cargarse la economía", ha dicho el portavoz de las organizaciones convocantes, David Tesar.

Los eslóganes que piden el final del "caos gubernamental" o que urgen a la "libertad de elección" son populares" entre los manifestantes en Praga.

La policía separa cuidadosamente a las personas en pequeños grupos para tratar de evitar contagios.

“Queremos vivir y trabajar. Cuando perdemos nuestros empleos, ¿a quién le importa? ¿Qué hacer con un Gobierno como este?", ha añadido Vlasta Sensalova, tras participar en la movilización.

Los centros sanitarios checos se llenan. Se han cancelado las citas e intervenciones quirúrgicas planificadas y no urgentes, en clínicas y hospitales.

Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDPC), con 19 muertos por coronavirus por cada 100.000 habitantes, la República Checa tiene una de las peores tasas de mortalidad por Covid-19 de toda Europa.

Los médicos instan a reducir la movilidad para frenar la propagación del virus.

“Siempre le digo a la gente que no espere a las restricciones del Gobierno, sino que se aíslen por ellos mismos y que tengan mucho cuidado en sus actividades”, ha explicado el profesor Petr Arenberger, director del Hospital Kralovske Vinohrady.

El centro histórico y las calles de Praga, como en la pasada primevera, se asemejan otra vez a una ciudad fantasma.

Jiri Skacel, euronews:

El gobierno checo sigue siendo cauteloso a la hora de cerrar completamente la economía e introducir más restricciones, incluido un confinamiento total. El número de casos de Covid-19 que haya en los próximos días será el factor determinante.