Última hora
This content is not available in your region

La UE y EE. UU., una alianza repleta de altibajos

euronews_icons_loading
European Parliament
European Parliament   -   Derechos de autor  SEBASTIEN BOZON/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

De una manera u otra, a lo largo de la historia reciente, la UE ha necesitado de Estados Unidos y viceversa. Tras la Segunda Guerra Mundial, el fondo Marshall ayudó a la recuperación y prosperidad del viejo continente. Así como en 1949, la creación de la OTAN reforzó lazos con el objetivo de frenar la influencia de la Unión Soviética en suelo europeo.

Sin embargo, en estos últimos cuatro años de presidencia, Donald Trump ha desafiado esa relación transatlántica con guerras comerciales, críticas a la alianza militar y al posicionamiento de la UE en ciertas cuestiones. Muchos expertos se preguntan ahora si, de salir Joe Biden elegido presidente, se volverá a mejores términos.

"Intentará reparar y volver a coser la alianza multilateral, en particular con la UE, con quien sabemos que tiene una larga historia. Ahora bien, eso no significa que volver al punto de partida vaya a ser tan fácil, ya que ha perdido la confianza, pero también porque la UE sabe que cuando tienes al Presidente Trump un día y al Presidente Biden al siguiente, debes ser más independiente en términos estratégicos... incluso si creo que de ganar Biden las relaciones con Estados Unidos mejorarían considerablemente", explica Robert Malley, exasesor de Barack Obama.

Para algunos, una hipotética reelección de Trump podría desestabilizar a la UE.

"El mayor temor es que la UE se desmorone, porque habría un bando que vería una segunda Presidencia Trump como una oportunidad para duplicar la soberanía europea y otro bando que trataría de mantenerse junto a Estados Unidos cueste lo que cueste y eso podría dividir fácilmente a la Unión Europea. Ese es el mayor temor aquí en Berlín, nosotros que queremos mantener al club unido y trabajar con polacos y franceses, el norte y el sur", declara Jana Puglierin, Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Con vistas a Asia

La llegada de un nuevo presidente puede cambiarlo todo, pero en los últimos años Estados Unidos ha dejado Europa a un lado y se ha centrado bastante en reforzar lazos con Asia y China.

Según Ian Lesser, del German Marshall Fund, "hay razones estructurales que demuestran que el ascenso de China marca la diferencia para Estados Unidos, pero también el interés general por Asia. Después de todo, somos un país bioceánico, una potencia bioceánica, siempre lo hemos sido.

También hay cambios demográficos en Estados Unidos y cambios generacionales que probablemente empujen en esa dirección también, claramente los jóvenes estadounidenses prestan cada vez más atención a Asia, probablemente un poco menos a Europa. Pero todavía hay razones abrumadoras para que Estados Unidos se preocupe por esta relación con Europa".

Estos últimos cuatro años de relaciones con Donald Trump no han sido fáciles. Pero, incluso de salir victorioso Biden, las relaciones entre ambos lados del atlántico ya no volverán a ser las mismas. Un contexto que para muchos expertos debería convertirse en la oportunidad perfecta para que la UE defina mejor su papel en el mundo.