This content is not available in your region

¿Una respuesta europea unificada contra el terrorismo islámico?

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges
euronews_icons_loading
Flores junto a uno de los establecimientos cuyos clientes fueron atacados en Viena
Flores junto a uno de los establecimientos cuyos clientes fueron atacados en Viena   -   Derechos de autor  Euronews

París, Niza, Viena... Los ataques yihadistas que se han producido estas últimas semanas en Francia y Austria ponen de manifiesto que Europa está de nuevo en el punto de mira del terrorismo islámico. Las reacciones de sus dirigentes coinciden en que no se trata solo de sembrar el terror:

"Fue un ataque de odio, odio a nuestros valores básicos, odio a nuestra forma de vida, odio a nuestra democracia donde todas las personas son iguales en derechos y en dignidad", afirmaba el canciller austriaco, Sebastian Kurz, tras el atentado que dejó cuatro muertos y una veintena de heridos en el corazón de Viena.

"Creo que este ataque no es inocente. Habla de la voluntad de nuestros enemigos de atacar lo que es Europa, esta tierra de libertad, de cultura, de valores, y por lo tanto, no cederemos en nada", sentenciaba por su parte el presidente francés tras los ataques de París y Niza.

Más allá del discurso político, los analistas de seguridad coinciden en que todo el bloque comunitario es un objetivo potencial:

"Esto demuestra que la amenaza es contra toda Europa, y que el laicismo y las caricaturas no son tan importantes. Toda Europa es blanco de esfuerzos convergentes de actores estatales y no estatales, que buscan crear caos y división para minimizar el peso global de las democracias", explica Cédric Mas, abogado y presidente del Instituto de Acción Resiliencia.

Pero aunque parece haber un consenso con respecto a lo que está amenazado, todavía no hay un enfoque coordinado para abordar el origen del problema.

"Francia elevó su alerta de seguridad al máximo nivel y su Presidente, Emmanuel Macron, ha hablado de la determinación del país a destruir a los terroristas y frustrar las ideas radicales del extremismo islamista. La pregunta ahora es si este enfoque podría traducirse en una política a nivel europeo. Muchos en la UE consideran que eso es virtualmente imposible de lograr", plantea la periodista de Euronews Anelise Borges.

"Cualquier decisión europea tendrá que pasar por el Parlamento Europeo y, en lugar de enfrentarse a un parlamento nacional, tendremos países que no tienen el mismo punto de vista sobre las cosas, con grupos políticos antagónicos que verán esto como material para ganancias políticas en lugar de un asunto a resolverse pragmáticamente", augura Claude Moniquet, del Centro Europeo de Inteligencia Estratégica y Seguridad.

Francia, y con ella el resto de Europa, están en una difícil encrucijada. Elaborar una estrategia unificada en la lucha contra el Islam radical podría ser una buena opción, pero supone un gran desafío para algunos gobiernos que a duras penas pueden conseguir el suficiente apoyo interno para sus respuestas individuales a este mismo problema.