Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno austríaco toma medidas contra el islamismo radical y cierra dos mezquitas

euronews_icons_loading
El Gobierno austríaco toma medidas contra el islamismo radical y cierra dos mezquitas
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno austríaco toma medidas contra el islamismo radical. El Ejecutivo de Sebastian Kurz ha cerrado las dos mezquitas de Viena donde se radicalizó el autor del atentado terrorista que el pasado lunes dejó cuatro muertos y una veintena de heridos en la ciudad. El cierre se ha decretado después de consensuar la medida con la Comunidad Musulmana de Austria; la asociación mayoritaria de esa confesión en el país centroeuropeo, que gestionaba uno de los centros clausurados. Para ello, las autoridades se han amparado en diversas leyes. Además, tienen como base información de los servicios de inteligencia internos que apuntaban a que esas dos mezquitas contribuyeron a radicalizar al atacante, un joven de 20 años nacido en Viena que fue abatido por la Policía.

Entretanto, el ministro del Interior, Karl Nehammer, ha reconocido que se cometieron "fallos intolerables" al no detectarse las intenciones del terrorista. Y ello, a pesar de que contaba con antecedentes por yihadismo y del aviso de Eslovaquia de que intentó comprar munición para un Kaláshnikov en ese país. Lo errores han tenido sus primeras consecuencias políticas. El responsable regional de la unidad de inteligencia de lucha contra el terrorismo, en Viena, ha sido apartado del cargo a petición propia mientras duren las investigaciones para esclarecer los fallos cometidos.

Seis de los dieciséis detenidos en relación con el atentado islamista han sido puestos en libertad después de que no se hayan confirmado las sospechas contra ellos. Para otros ocho se ha solicitado prisión preventiva y los otros dos sospechosos no han sido aún enviados a prisión. Se les acusa de colaborar en el atentado, cuya autoría asumió el grupo yihadista Estado Islámico.