EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Armenia y Azerbaiyán firman un acuerdo de paz para Nagorno Karabaj bajo la mediación de Rusia

La guerra en Nagorno Karabaj ha provocado centenares de muertos
La guerra en Nagorno Karabaj ha provocado centenares de muertos Derechos de autor AP/Associate Press
Derechos de autor AP/Associate Press
Por Francisco Fuentes con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La guerra ha terminado en Nagorno Karabaj. Al menos sobre el papel, aunque decenas de exaltados han irrumpido en las oficinas del Gobierno armenio en la capital del país, Ereván. Han destrozado todo cuanto han encontrado a su paso, indignados por el acuerdo de paz firmado con Azerbaiyán.

PUBLICIDAD

La guerra ha terminado en Nagorno Karabaj.

Al menos sobre el papel, aunque decenas de armenios exaltados han irrumpido en las oficinas del Gobierno en la capital del país, Ereván, destrozando todo cuanto han encontrado a su paso.

Indignados por el anuncio del acuerdo de paz firmado con Azerbaiyán, bajo la mediación de Rusia por su primer ministro, Nikol Pashinián.

Un acuerdo "muy doloroso" para Armenia, según sus propias palabras, que muchos consideran como una "traición".

El avance de las fuerzas azerbaiyanas sobre el enclave separatista de Nagorno Karabaj ha sido determinante, tras la entrada de sus tropas en Shushi (Shushá para los azeríes), la segunda ciudad más importante del territorio.

Lea | El equilibrio precario de la paz en Nagorno Karabaj

La participación de Rusia en las negociaciones ha sido fundamental.

"Hoy, 9 de noviembre, el presidente de Azerbaiyán, Alíev, el primer ministro de Armenia, Pashinián, y el presidente de Rusia, han firmado un comunicado declarando un alto el fuego total y el cese de toda actividad militar en la zona de conflicto en Nagorno Karabaj, desde la medianoche del 10 de noviembre, hora de Moscú", declaró el presidente ruso, Vladímir Putin.

Uno de los puntos de la declaración prevé el regreso de los desplazados internos y los refugiados a Nagorno Karabaj, bajo la supervisión de Naciones Unidas.

Rusia desplegará un contingente de paz con 1.960 militares a lo largo de la línea del frente para garantizar el cumplimiento de los términos del acuerdo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una paz con el fantasma de la contienda al acecho

Rusia intensifica sus ataques sobre la región de Donetsk en Ucrania

Las inundaciones más fuertes en décadas dejan al menos cuatro muertos en Armenia