Última hora
This content is not available in your region

Brasil interrumpe las pruebas de la vacuna china debido a un "evento adverso grave"

Una técnico de laboratorio durante la fabricación de la vacuna
Una técnico de laboratorio durante la fabricación de la vacuna   -   Derechos de autor  Ng Han Guan/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El regulador de salud de Brasil ha detenido los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus CoronaVac por un "evento adverso y grave".

La decisión, publicada en la web de Anvisa el lunes por la noche, provocó la sorpresa inmediata de las partes involucradas en la producción de la vacuna. La potencial vacuna está siendo desarrollada por la empresa biofarmacéutica china Sinovac y en Brasil sería producida en su mayoría por el Instituto Butantan del estado de Sao Paulo.

El Gobierno del estado de Sao Paulo dijo en un comunicado que "lamenta ser informado por la prensa y no directamente por Anvisa, como normalmente ocurre en los ensayos clínicos de esta naturaleza".

Butantan dijo que estaba sorprendido por la decisión de Anvisa y que daría una conferencia de prensa el martes. La vacuna CoronaVac ya había despertado controversia en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro ha puesto en duda su posible eficacia. El presidente generó confusión el mes pasado cuando la rechazó públicamente, diciendo que los brasileños no serían usados como conejillos de indias.

La declaración se produjo tras la noticia de que su ministro de salud, Eduardo Pazuello, había accedido a comprar dosis de CoronaVac producidas localmente por Butantan. Bolsonaro ha expresado a menudo su desconfianza hacia China, particularmente en la campaña de 2018, aunque ha suavizado un poco su retórica en el cargo.

El gobernador del estado de Sao Paulo, João Doria, se ha convertido en un rival político y en un crítico abierto de la respuesta del presidente ante la pandemia. Anvisa dijo en su declaración que el hecho que motivó la suspensión del estudio ocurrió el 29 de octubre, sin dar más detalles de lo ocurrido."Con la interrupción del estudio, no se puede vacunar a ningún nuevo voluntario", decía su declaración.

Dimas Covas, que dirige Butantan, dijo en TV Cultura el lunes pasado que un voluntario había muerto, pero que la muerte de la persona no se debió a la vacuna, informó AP. "Encontramos esta decisión de Anvisa extraña porque no está relacionada con la vacuna. Hay más de 10.000 voluntarios en este momento", dijo.

Las paradas temporales de las pruebas de drogas y vacunas son relativamente comunes. En las investigaciones que involucran a miles de participantes, algunos probablemente se enfermen. Hacer una pausa en un estudio permite a los investigadores investigar si una enfermedad es un efecto secundario o una coincidencia.

El mes pasado, dos fabricantes de medicamentos reanudaron las pruebas de sus posibles vacunas contra el coronavirus en los EE. UU. después de haberse detenido. CoronaVac se está probando en siete estados brasileños, además del distrito federal donde se encuentra la capital Brasilia.

Tras el embrollo del mes pasado en torno a la vacuna, Anvisa autorizó la importación de 6 millones de dosis de China. La potencial vacuna no puede ser administrada a los brasileños ya que aún no está aprobada, dijo la agencia en su momento.

El lunes pasado, el secretario de salud del estado de Sao Paulo, Jean Gorinchteyn, dijo que las primeras 120.000 vacunas de CoronaVac llegarían al aeropuerto internacional de Sao Paulo el 20 de noviembre.

"Seguiremos los protocolos de salud para poner las vacunas. Sólo serán llevadas al público después de una autorización final del regulador de salud de Brasil", dijo Gorinchteyn.

El secretario agregó que casi todos los voluntarios que recibieron dos dosis de la vacuna produjeron anticuerpos que se cree que protegen a las personas del virus. Sao Paulo también está importando materia prima para la producción de 40 millones de vacunas de CoronaVac, que debe comenzar a llegar el 27 de noviembre.