Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido prepara el futuro comercial tras la salida de la Unión Europea

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Reino Unido prepara el futuro comercial tras la salida de la Unión Europea
Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué ocurre cuando se detiene el tráfico? Este video muestra una cola kilométrica de camiones esperando para cruzar el Canal de la Mancha, que se formó en septiembre, tras la huelga de agentes fronterizos franceses. Ilustra el temor a que se reintroduzcan los controles en la frontera.

"Durante 40 años hemos comerciado sin tener sin fricciones con la Unión Europea. Eso significa que un camión que va o viene de Europa no tiene ningún tipo de control y sólo entra y sale. Cuando el período de transición del Brexit termine, habrá que completar una gran cantidad de papeleo. Si te equivocas, tu camión quedará detenido", afirma Rod McKenzie, miembro de la Asociación de Transporte por carretera.

Debido a que los británicos abandonarán la Unión Aduanera de la UE, se necesitarán varios controles para asegurarse de que el transporte de mercancías y animales se ajusta a las normas reglamentarias y para evitar el contrabando. Serán necesarios 215 millones de declaraciones de aduana, adicionales, cada año, y entre 20 000 y 35 000 agentes de aduanas, adicionales, que ayuden con los trámites.

"El 98 % de todo lo que tenemos en Gran Bretaña llega en la parte trasera de un camión. Sin camiones no consigues nada. Sin ellos pasaríamos frío, no tendríamos hogar y estaríamos desnudos", añade Rod McKenzie, miembro de la Asociación de Transporte por carretera.

Dover en Kent es el puerto más concurrido de Reino Unido y para evitar las colas que se forman en las carreteras del condado, los conductores necesitarán un permiso especial antes de poder entrar en él. Se está creando una red nacional de aparcamientos de camiones, donde los conductores pueden pasar la aduana antes de llegar a la frontera y estacionar y esperar para ayudar a reducir la congestión de las carreteras.

"Lo que es fácil de pasar por alto es que toda esta preparación adicional, el papeleo, los aparcamientos de camiones, los posibles retrasos... se darán incluso con un acuerdo de libre comercio. A las empresas se les ha dado apenas unos meses para prepararse y esto se añadirá a sus costes. El Gobierno considera que esto es necesario para aprovechar las oportunidades del Brexit", señala Tadhg Enright, corresponsal de Euronews en el Reino Unido.

"Si hablamos de aprovechar las oportunidades debemos contemplar el crecimiento del comercio. Claramente tenemos que tener una visión a largo plazo. Reino Unido es una nación comercial muy exitosa. Quitar los aranceles proporciona una ventaja competitiva. No hay que dramatizar. Para muestra, el comercio con Estados Unidos, sin tener un acuerdo concreto', declara Liam Smyth, director de la agilización de trámites comerciales de las Cámaras de Comercio Británicas.

Sea cual sea la forma en que se gestione la nueva frontera, el sector industrial cree que los trastornos van a ser inevitables y que se introduce un nuevo obstáculo al comercio. Con el tiempo se sabrá si, esa oportunidad de la que habla el Gobierno, ha valido la pena