Última hora
This content is not available in your region

El éxodo armenio de Nagorno Karabaj

Por Escarlata Sanchez
euronews_icons_loading
El éxodo armenio de Nagorno Karabaj
Derechos de autor  Sergei Grits/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Comienza el éxodo armenio de Nagorno Karabaj. Cientos de civiles se apresuran a abandonar sus hogares, antes de la llegada de las fuerzas azerbaiyanas.

Con el crucifijo en el maletero y la casa entera subida a un remolque, abandonan los distritos de Aghdam, Kalbajar y Lachin acatando el acuerdo negociado por Rusia.

Otros se llevan en camiones todo lo que pueden: cosechas y hasta el ganado muerto a tiros de Kalashnikov. Deben marcharse: tienen del 20 de noviembre al 1 de diciembre.

"Si Karabaj ya no existe, no tenemos casa ni patria. Ahora somos refugiados", dice este habitante de Nor Maragha, entre tristes canciones tradicionales armenias.

Fizouli es una ciudad fantasma reconquistada por Azerbaiyán tras 27 años de ocupación armenia. Aquí solo quedan trincheras abandonadas y casas destruidas, a veces incluso incendiadas por los propios armenios, que no tienen intención de esperar a quienes ocuparán sus hogares y prefieren dejar nuevas ruinas al odiado vecino azerbaiyano.

"Esto es una barbarie, un crimen contra la humanidad, que muestra el salvajismo armenio", declaraba Hikmat Hajiyev, funcionario azerbayano que recorre las zonas conquistadas tras el estruendo de las botas de los militares.

Por todas partes se ven autobuses con refugiados armenios acarreando bolsas y maletas rumbo a Armenia.

Bajo la mirada de las tropas rusas, para muchos armenios que dejan atrás sus hogares este es el triste desenlace de seis semanas de combates sangrientos que causaron varios miles de muertos.