Última hora
This content is not available in your region

Solidaridad popular y unión en Italia para luchar contra el coronavirus

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
A medical operator prepares to perform COVID-19 test swabs in the Church of San Severo Outside the Walls, in the heart of Naples.
A medical operator prepares to perform COVID-19 test swabs in the Church of San Severo Outside the Walls, in the heart of Naples.   -   Derechos de autor  Alessandro Pone/LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

La necesidad de realizar pruebas masivas para detectar el coronavirus lleva al límite al sistema de salud pública en Italia. La mala organización y el retraso generalizado han dejado a muchas personas sin acceso a estas pruebas, especialmente en los barrios populares de numerosas localidades.

Las autoridades sanitarias no pueden hacer frente a las largas colas de ciudadanos que pretenden someterse al test. Realizar un prueba en un centro médico privado, costaría entre 60 y 80 euros y muchos no pueden permitírselo. En Nápoles, dos asociaciones ofrecen pruebas a los residentes, a un precio moderado e incluso, en ocasiones, gratis. Lo hacen en el lugar más seguro de la zona: una iglesia.

"La prueba realizada con un bastoncillo de algodón tiene un precio asequible de 18 euros. Y existe la posibilidad de hacer un tipo de donación y pagar la prueba de otra persona que la necesite. Es un gesto de gran solidaridad porque la gente correria con los gastos de extraños", declara Angelo Melone, presidente de Sa.Di.Sa., una de las asociacionees que ofrecen a los napolitanos pruebas para detectar el coronavirus.

Este tipo de donaciones no es nuevo en Italia. Comenzó con el café.

"Se trata de una vieja tradición que empezó en Nápoles después de la guerra y que sigue muy viva en zonas populares. Cualquiera que compre un café en la cafetería puede pagar uno adicional antes de irse y ofrecérselo a alguien que no se lo pueda permitir. Hoy en día no se trata de café sino de pruebas PCR, aunque el sentimiento de solidaridad es el mismo", señala Luca Palamara, corresponsal de Euronews en Italia.

"Recibimos transferencias de dinero de fundaciones alemanas. Recibimos cientos de pruebas, de las que se realizan con bastoncillos de algodón, pagadas por otras personas. De hecho, hoy es el primer día y empezamos solamente con estas pruebas donadas", añade Angelo Melone.

"Necesitábamos encontrar un lugar seguro. La iglesia es un gran espacio. La iglesia está presente en este territorio, en el corazón del barrio de Sanità. Por lo tanto, queríamos estar lo más cerca posible de los destinatarios finales de estas pruebas masivas", declara Mario Donatiello, miembro de la Fundación San Gennaro.

En varias ciudades, los italianos tratan de suplir las deficiencias del sistema público a través de la unión y la solidaridad. Confían en ser eficaces en la lucha contra el virus.