Última hora
This content is not available in your region

"Nunca hemos bajado la guardia": las juventudes del Frente Polisario se preparan para la guerra

euronews_icons_loading
Mujeres saharauis reciben instrucción militar en un campamento de refugiados (Imagen de archivo)
Mujeres saharauis reciben instrucción militar en un campamento de refugiados (Imagen de archivo)   -   Derechos de autor  APTV
Tamaño de texto Aa Aa

"Llevamos más de 30 años preparados para esto".

El sábado el Frente Polisario anunció que volvería a tomar las armas rompiendo así con casi tres décadas de alto al fuego con Marruecos en el Sáhara Occidental, una declaración de guerra que no tiene marcha atrás, asegura Salmi Gailani, integrante de sus juventudes.

"Nosotros nunca hemos bajado la guardia", afirma este joven saharaui afincado en España, quien dice que "el error" de Marruecos, Naciones Unidas y el resto de la comunidad internacional ha sido asumir que el Frente Polisario ya no valoraba el volver a la lucha armada.

Gailani nació en 1991, el mismo año en el que se firmó el acuerdo de alto al fuego, "una generación que ha crecido en el exilio", atestigua.

Su infancia se dividió entre los campamentos saharauis de la provincia de Tinduf, al suroeste de Argelia, y España. Ahora dice que tanto para él como para otros jóvenes saharauis afincados en países europeos ha llegado el momento de volver y tomar las armas.

Al otro lado del campo de batalla, Marruecos asegura no haber empezado a levantar la trinchera.

El rey Mohamed VI aseguró el lunes que su país sigue "comprometido con el alto el fuego" en el Sáhara Occidental, pero advirtió de que "reaccionará con la mayor severidad a toda amenaza contra su seguridad".

El rey hizo estos comentarios en una entrevista telefónica con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, según un comunicado del Gabinete Real marroquí.

Daniel Ochoa de Olza/AP2008
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 20 de mayo de 2008, soldados rebeldes del Frente Polisario pro-independencia preparan té en la región del Sáhara Occidental de Tifariti.Daniel Ochoa de Olza/AP2008

¿Por qué ahora?

Salmi Gailani explica así la "gota que ha colmado el vaso" de 30 años de conflicto durmiente: para el Frente Polisario, dice, ha sido una incursión del Ejército marroquí en una zona delimitada a la que no tienen acceso ninguno de los dos bandos.

Se trata del paso fronterizo del Guerguerat, que comunica el sur del Sáhara Occidental con Mauritania. Un espacio en el que, según el Acuerdo Militar Número 1 firmado por ambas partes con la ONU, no está permitido el acceso de hombres armados ni de Marruecos, ni del Frente Polisario.

Sin embargo, Rabat utiliza este paso para transporte de mercancías a otros países africanos. Manifestantes saharauis lo llevaban bloqueando semanas, cuando Marruecos respondió militarmente.

Gailiani apunta directamente a la pasividad de la Misión de las Naciones Unidas por la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Tanto por no defender al pueblo saharaui de las violaciones de Marruecos del alto al fuego, como por no haber organizado en los últimos 30 años el referéndum de independencia que demanda el Frente Polisario. "30 años han sido suficientes para colocar las urnas", argumenta este joven saharaui.

La Transición española y el pueblo saharaui

Marruecos lleva ocupando el Sáhara Occidental desde principios de la década de 1970, cuando los últimos militares españoles abandonaron a su suerte lo que era entonces una provincia española.

En 1975 el Tribunal de La Haya, a petición de la Asamblea General de la ONU, negó que Marruecos o Mauritania tuvieran derechos territoriales sobre el Sáhara Occidental y confirmó el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Tras el Acuerdo de Tripartito, Marruecos y Mauritania se repartieron el Sáhara Occidental, aunque el segundo abandonó el territorio en 1979. Entonces comenzó la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario y el flujo de refugiados saharauis a campamentos en Tinduf, Argelia.

"El Estado español ha olvidado que la Transición española no se verá culminada sin una independencia del pueblo saharaui", argumenta Gailiani apuntando el papel de España en la última herida abierta la descolonización de África.

"He visto que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias ha tuiteado ayer, creo que ha sido un tuit en el que pedía el cumplimiento del referéndum para el pueblo saharaui, y se olvida de que él es vicepresidente del Estado español", continúa.

Gailani quiere que España reconozca a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) para dar legitimidad internacional a su causa. Pero la postura del Ejecutivo español es la de "reconocer el esfuerzo del secretario general de la ONU y en ese marco resolver la situación".

Así corrigió el presidente Pedro Sánchez a su homólogo marroquí cuando hace un año Saadedín el Otmani le agradeció “el apoyo de España a las tesis de Marruecos sobre el Sáhara”.

Gailiani asegura que las juventudes saharauis no están dispuestas a volver a sentarse en una mesa de negociaciones, como ya ocurrió en Ginebra en el último año.

"Una guerra significa dolor, muerte y significa muchas cosas que en este caso duelen, pero creemos que después de 30 años es más que suficiente como para haber agotado ya las las vías pacíficas".

La postura oficial de Marruecos

Euronews ha tratado de entrevistar sin éxito al embajador especial de Marruecos para la Unión Europea. Por problemas de agenda, no podía recibir a nuestros reporteros hasta finales de mes. El rey de Marruecos, Mohamed VI, se ha comprometido ante la ONU a respetar el alto el fuego, aunque ha advertido de que responderá con “gran severidad” contra cualquier amenaza a la seguridad del país o de sus ciudadanos.