Última hora
This content is not available in your region

El G20 aboga por una recuperación económica inclusiva y sostenible en su más cumbre austera

euronews_icons_loading
Los líderes del G20 en un montaje para recrear la tradicional foto del grupo.
Los líderes del G20 en un montaje para recrear la tradicional foto del grupo.   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La cumbre de los líderes del G20 transcurre este fin de semana con bastante singularidad. No habrá declaraciones conjuntas ni reuniones especiales a puerta cerrada, tampoco la memorable foto familiar. Todo transcurrirá de forma virtual debido a la pandemia.

En esta ocasión, los miembros del G20 buscan unificar sus alianzas para una recuperación económica inclusiva y sostenible ante la crisis mundial.

Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas (ONU) reclamó “solidaridad” a los miembros del G20, formado por naciones industrializadas y emergentes: “necesitamos acciones concretas ya, especialmente para los más vulnerables”.

Guterres adelantó que exigirá a los líderes del G20 más aportes para la plataforma COVAX, mediante la cual los países de ingresos medios y altos pueden financiar a los más pobres para que reciban también vacunas contra la COVID-19.

Este instrumento, dijo, necesita aún unos 23.600 millones de euros más en financiación, 3.542 millones de euros antes del final del año.

También la Unión Europea anticipó que propondrá al G20 un mayor esfuerzo para garantizar que los países pobres también tengan acceso a vacunas y tratamientos contra la covid.

"El objetivo es comprar 2.000 millones de dosis para el final de 2021 para los países de ingresos medios o bajos", afirmó Ursula Von der Leyen.

El otro instrumento que ha utilizado el G20 para ayudar a los países menos desarrollados desde que estalló la pandemia es la suspensión de la deuda, una medida prorrogada por ahora hasta junio de 2021. Sin embargo, Guterres pidió ampliar la moratoria hasta finales del próximo año.

Pasos sostenible hacia la recuperación

En cuanto a la sostenibilidad, Von der Leyen aseguró que la lucha contra el cambio climático sigue estando a en lo más alto de la agenda del G20.

"El año pasado, en el G20, Estados Unidos rompió el consenso ante su oposición al Acuerdo de París. Este año, estoy feliz de ver que Estados Unidos apoya las resoluciones. En la cumbre, instaré una vez más a los socios del G20 a que se comprometan a la plena y efectiva aplicación del Acuerdo de París. Hemos hecho progresos".

"Debemos avanzar en dos frentes: primero, recuperarnos de una forma que sea inclusiva (…), segundo, recuperarnos de una forma que sea sostenible, es decir que todos redoblen la acción contra el cambio climático”, declaró el secretario general de la ONU.

Un controvertido escenario para el G20

El coronavirus le ha arrebatado al príncipe Mohamed bin Salmán la ocasión de deslumbrar a los medios de comunicación internacionales al ser Arabia Saudí la anfitriona de esta edición.

Tampoco se conocerá si algún país habría decidido no participar ante los señalamientos de los organismos de inteligencia occidentales que acusan al heredero de Riad de ser el responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi y de la detención de mujeres activistas.