Última hora
This content is not available in your region

Maradona, un ángel en Nápoles

euronews_icons_loading
Maradona, un ángel en Nápoles
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Maradona se ha convertido en ángel en Nápoles, la ciudad italiana que llora su muerte como su propia patria.

El artífice ha sido Marco Ferrigno, un maestro artesano fabricante de belenes, que perpetúa la tradición familiar iniciada en 1836. El futbolista argentino es la primera personalidad que convierte en ángel, porque, según dice, lo considera "el ángel del fútbol".

Una muestra del amor de los napolitanos por Maradona, a quien perdonaron sus excesos, porque lo veían como un rebelde que libraba batallas imposibles de ganar y esto lo hacía aún más humano.

"Lucifer, el diablo por excelencia, era un ángel, tal vez el ángel más hermoso y fue expulsado porque se opuso al jefe. De alguna manera Maradona también fue así. Maradona se opuso a lo que se consideraba la sociedad perfecta, en la que él no compartía algunos de sus valores, pero pagó un alto precio", explica Marco Ferrigno, maestro artesano de belenes.

Del cielo al infierno

Maradona llevó al Nápoles al cielo, con sus dos únicos títulos de liga, en 1987 y 1990, y con la Copa de la UEFA de 1989. Aunque, supuestamente, también fue en Nápoles donde comenzó su descenso al infierno de la droga, por lo que pasó de ángel a demonio para muchos. Para otros fue y seguirá siendo siempre un dios terrenal.