Última hora
This content is not available in your region

Londres amanece con duras restricciones y se queda sin Navidades

euronews_icons_loading
Londres amanece con duras restricciones y se queda sin Navidades
Derechos de autor  AP Photo/Alberto Pezzali
Tamaño de texto Aa Aa

Desde este domingo, Londres es una ciudad blindada en la que los negocios no esenciales están cerrados. Así lo ha decidido Boris Johnson. El primer ministro del Reino Unido ha ordenado restricciones más duras tras el preocupante aumento de los contagios y el descubrimiento de una nueva cepa del coronavirus más contagiosa. Las medidas trastocan los planes navideños de muchos británicos.

Johnson justifica el porqué de su decisión. "Cuando la ciencia cambia, nosotros debemos cambiar nuestra respuesta. Cuando el virus cambia su método de ataque, nosotros debemos cambiar nuestro método de defensa. Como primer ministro del Reino Unido creo, sinceramente, que no me queda otra alternativa", declara Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

El nivel de alerta por riesgo de contagio es máximo en Londres y el sudeste de Inglaterra. Los negocios no esenciales han quedado cerrados durante un par de semanas. Se autoriza la reunión de una persona con otra que no viva bajo el mismo techo pero, solo, al aire libre.

"No puedo ir de compras. Pueden elevar el nivel de alerta pero, siendo realistas, no pueden impedir que la gente vaya a ver a sus familias", declara Chiara Morreale, residente en Londres.

"Considero que es la medida correcta en este momento. Con la nueva cepa que llega a la zona, ahora, la situación puede ser muy grave. No queremos agobiar al Sistema Nacional de Salud", afirma Marcel Hadula, ciudadano que reside en Londres.

Ante la aparición en escena de la nueva variante de la COVID-19, Escocia ha optado también por endurecer las restricciones y ha vetado la entrada de ciudadanos en su territorio.

"Para reducir el riesgo de que se importen casos de esta nueva cepa a Escocia, pretendemos mantener una estricta prohibición de viajar entre Escocia y el resto del Reino Unido. Desafortunadamente y, lo lamento mucho, esa prohibición se mantendrá durante todo el período navideño", señala Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia.

El Gobierno de los Países Bajos también teme la aparición de la nueva cepa del coronavirus. Así, ha prohibido los viajes en avión desde el Reino Unido, al menos, hasta el próximo 1 de enero.