Última hora
This content is not available in your region

Cronología de una pandemia que puso en juego la solidaridad europea

euronews_icons_loading
Varias personas caminan guardando la distancia de seguridad
Varias personas caminan guardando la distancia de seguridad   -   Derechos de autor  Jean-Francois Badias/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

"El nuevo brote de coronavirus es una emergencia de salud pública de interés internacional", alertaba Didier Houssin de la Organización Mundial de la Salud a principios de 2020. A principios de año, la Unión Europea no pensaba que un problema surgido en China afectaría tan terriblemente a nuestro continente y al resto del mundo. Pero se equivocaba.

"Se supenden o posponen todos los viajes no esenciales a China", anunciaba la Comisión Europea.

En cuestión de semanas, la enfermedad ya causaba estragos en el norte de Italia, donde miles de personas eran hospitalizadas cada día, y los fallecimientos mostraban la cruda realidad de una pandemia sin precedentes. Los italianos se preguntaron entonces dónde había quedado la solidaridad europea. Por lo que la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, se disculpaba. "Muchos no estuvieron ahí cuando Italia necesitaba una mano amiga al principio. Así que por eso, es necesario que Europa en su conjunto ofrezca una sincera disculpa".

En primavera, el virus se extendía a toda Europa. Por lo que, uno tras otro, todos los países cerraban sus fronteras y decretaban un confinamiento sin precedentes. "En época de crisis, la intuición de los estados miembros fue volver a sus capitales, volver a reclamar sus poderes de decisión y su soberanía", analiza Matina Stevis-Gridneff, corresponsal comunitaria para el New York Times.

En julio llegó el momento más significativo del año para la Unión Europea. Después de días y días de conversaciones, los líderes europeos lograron cerrar un acuerdo histórico. La UE se abriría camino por primera vez en la historia de la Unión compartiendo deuda. Nacía así el fondo de recuperación europea dotado con 750.000 millones de euros.

Los líderes "no querían tomar decisiones de grupo sobre cómo gastar o cómo pedir prestado. Pero la pandemia les ha obligado a ponerse de acuerdo y lo han logrado", afirmaba Rebecca Christie, del think tank Bruegel.

La segunda ola golpeó a Europa central y del este aún con más fuerza. Según la OMS, cada 17 segundos fallecía un europeo. De ahí que el vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas afirmara: "Si todavía hay quienes socavan o niegan la amenaza, que me los envíen".

Con la creación de las vacunas, los ciudadanos empezarón a sentir una leve esperanza. La Comisión Europea ha comprado cientos de millones de dosis para asegurarse de que todo el mundo tenga acceso. "Días después de nuestro contrato con BioNTech y Pfizer, me alegra anuncia un nuevo acuerdo", comunicaba von der Leyen.

2020 ha sido como una pesadilla. Ha puesto a prueba la solidaridad europea como nunca antes pero también nos ha hecho reflexionar sobre lo que más nos importa en una sociedad que a veces olvida lo esencial.