Última hora
This content is not available in your region

Camioneros varados por el cordón sanitario a Reino Unido ante la nueva variante de coronavirus

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Camiones aparcados en el puerto inglés de Dover tras el cierre del Canal de la Mancha
Camiones aparcados en el puerto inglés de Dover tras el cierre del Canal de la Mancha   -   Derechos de autor  Kirsty Wigglesworth/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Atrapados en Reino Unido. Así han quedado durante toda la noche cientos de camioneros cuyos vehículos forman largas colas aparcados sin un destino claro tras la decisión de Francia de cerrar su frontera. Mientras tanto, las autoridades europeas han estado manteniendo conversaciones para formar una respuesta conjunta a la nueva cepa de coronavirus hallada en el país.

Una variante más infecciosa, con una transmisión hasta un 70% mayor, pero de la que no hay pruebas de que sea más mortal.

La preocupación ahora en Reino Unido es la posible escasez de alimentos y medicinas que el Primer Ministro Boris Johnson querido minimizar. "Quiero repetir que estos retrasos sólo se aplican a un porcentaje muy pequeño de alimentos que entran en el Reino Unido y como los supermercados británicos han dicho, sus cadenas de suministro son fuertes y robustas para que todo el mundo pueda seguir comprando normalmente."

Tras una conversación entre Johnson y el presidente francés Emmanuel Macron, aislado tras haber dado positivo en Covid-19, ambos equipos se han puesto en marcha, dicen, "para desbloquear el flujo comercial tan rápido como sea posible".

Mientras tanto, los camioneros varados sólo pueden esperar. "No sabemos si lo que está sucediendo es para proteger a la gente del virus o si es gente jugando a la política. Probablemente es una mezcla de ambos. Esperamos llegar a casa para Navidad. Nos quedaremos sentados y esperaremos las decisiones que se tomen hoy sobre nosotros", lamenta un camionero de Birmingham.

El número de países que han impuesto prohibiciones a los vuelos del Reino Unido ha aumentado a más de 40. España es uno de ellos, uno de los destinos de vacaciones más populares entre los ciudadanos británicos.

Mientras que por ejemplo Grecia sólo ha ampliado su período de cuarentena de tres a siete días para los viajeros procedentes de este país.