Última hora
This content is not available in your region

La fiesta del adiós a la UE de los expatriados británicos en España

euronews_icons_loading
El dueño de bar Allioli de Jimera de Líbar entona una canción de despedida
El dueño de bar Allioli de Jimera de Líbar entona una canción de despedida   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Banderas de España, del Reino Unido y de otros países europeos en un bar con acento inglés de Jimera de Líbar (Málaga), un pueblo andaluz con una populosa población británica. Los residentes de este país han dicho adiós a la Unión Europea, pero lo ha hecho a la española: cantando, bebiendo y maldiciendo su suerte entre risas y tragos:

"Estoy devastada, absolutamente devastada porque esto hace la vida mucho peor para todos los que hemos elegido vivir en España porque nos encanta estar aquí y nos ha hecho la vida mucho más difícil, todo está en el aire. No votamos por ello, porque yo también vivo en Gibraltar, pudimos votar allí, y votamos el 99% para quedarnos, porque sabes que queremos la conexión con Europa", afirma Elaine Gilfillan, profesora escocesa.

"Los que está sucediendo está fuera de nuestro control", sentencia Darwent, el dueño del bar, "nos va a afectar a todos, y pensé bien vamos a tener un poco de celebración-compasión".

La vida cambiará para peor para buena parte de los 250.000 británicos que viven en España. Muchos no cumplían los requisitos para conservar su derecho de residencia. A otros les ha costado bastante dinero: demostrar que tienen una dirección permanente, un seguro sanitario y unos ingresos suficientes para vivir. Además, muchas titulaciones académicas ya no están reconocidas automáticamente... pero ante la opción de llorar o cantar, todos, al menos de Jimera de Líbar, han preferido la segunda.