Última hora
This content is not available in your region

Varados por el Brexit: la pesadilla de los británicos con residencia en España

euronews_icons_loading
Dos pasajeros varados en Londres tras denegarles el viaje a Almería.
Dos pasajeros varados en Londres tras denegarles el viaje a Almería.   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El Brexit ya es un hecho y el Reino Unido está oficialmente fuera de la Unión Europea. Una realidad que, como se temía, comienza a tener sus consecuencias negativas para algunos ciudadanos. Tal es el caso de Patricia y Kenneth, británicos con residencia en España que han visto como las aerolíneas les denegaban la posibilidad de viajar a su hogar.

"Hemos llegado al aeropuerto y nos han dicho que no se nos permite volar porque tenemos la tarjeta de residencia equivocada", contaba Patricia. "Pero nosotros vamos a casa. España es nuestro hogar. Y mi marido necesita urgentemente atención médica".

Patricia y Kenneth no son los únicos. Como ellos, otros cuantos británicos han visto como la nueva burocracia les impide algo hasta ahora tan sencillo como volar desde Londres a Madrid. Kristian, otro pasajero varado, explica que "llamamos a la embajada británica y nos dijeron que no lo entendían porque para ellos la tarjeta NIE todavía vale".

Caos burocrático

En efecto, las autoridades británicas insisten en que dichas tarjetas de residencia en España siguen siendo válidas, y la embajada británica en Madrid ya habría pedido a las autoridades españolas cierta flexibilidad a la hora de pedir los documentos con los pasajeros que se encuentran en semejante situación.

La embajada española en Londres, por su parte, también ha asegurado a los ciudadanos británicos residentes en España que los ahora polémicos documentos son en efecto perfectamente válidos.

Pero según denuncian los pasajeros varados, si bien en un primer momento tanto las autoridades de uno y otro país aceptaban tanto el NIE (Número de Identidad de Extranjero) como el TIE (Tarjeta de Identidad de Extranjero) ahora les aseguraban que España solo acepta el TIE para este tipo de pasajeros.

Un auténtico caos burocrático que supone todo un dolor de cabeza para muchos británicos residentes en España, los cuales comprueban mejor que nadie lo que en algunos aspectos supone el Brexit.