Última hora
This content is not available in your region

Irlanda, entre el Brexit y la Covid-19

euronews_icons_loading
Micheál Martin, Irish Prime Minister
Micheál Martin, Irish Prime Minister   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En Irlanda, las complicaciones por el Brexit y la Covid-19 aún acaparan titulares.

La apresurada implementación del acuerdo de Nochebuena entre la Unión Europea y el Reino Unido ha hecho que se desencadenen importantes problemas para el comercio y los negocios. El primer ministro de Irlanda o taoiseach Micheál Martin, cree que el Brexit fue una mala decisión y que el daño resultante, que puede costar muchos puestos de trabajo, es parte de las consecuencias negativas de las que advirtió la UE.

"Mi opinión siempre ha sido que el Brexit, en mi opinión política personal, será, históricamente, un gran error. Y lo creo de verdad. Y, por supuesto, significa disrupción porque Gran Bretaña ha salido del mercado único y Gran Bretaña ha salido de la unión aduanera. Eso tiene consecuencias en términos de circulación de bienes y servicios. Y no creo que eso se entendiese correctamente. En el Reino Unido, desde el principio, hubo esa sensación de que se podría simplemente salir de la Unión Europea y tener el mismo tipo de acceso: acceso sin restricciones al mercado único y la unión aduanera. Ese nunca iba a ser el caso".

Mientras tanto, hace un mes Irlanda tenía los datos de contagio más bajos de Europa, pero tras una reapertura temporal por Navidad, la transmisión del virus está 20 veces peor que a principios de diciembre. Las campañas de vacunación en la UE se están viendo empañadas por la impaciencia y un amargo debate entre los estados miembros. A Alemania se la acusa de romper con el espíritu de solidaridad dentro de la UE por comprar individualmente más dosis de las que la Comisión le había asignado.

Martin dice que ningún país debería actuar por su cuenta. "No creo que hacer acuerdos bilaterales este en el espíritu de la decisión del Consejo Europeo ni de la propuesta de la Comisión Europea, que dice que si algún país quiere seguir ese camino, estarán a al final de la cola para recibir las vacunas adicionales", ha asegurado el primer ministro.

La opinión mayoritaria es que ningún país por sí solo podría obtener mejores resultados en la compra de vacunas que la Unión en su conjunto.