Última hora
This content is not available in your region

Cinco claves que hacen que la toma de posesión de Joe Biden sea distinta a todas las demás

Access to the comments Comentarios
Por Lauren Chadwick
Preparativos para la investidura de Biden en la terraza oeste del Capitolio
Preparativos para la investidura de Biden en la terraza oeste del Capitolio   -   Derechos de autor  Win McNamee/2021 Getty Images
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, será investido el 20 de enero de 2021, en una ceremonia que marcará oficialmente el fin del agitado período de transición, marcado por las acusaciones infundadas de fraude de Donald Trump.

Este año, habrá bastantes cambios debido a una pandemia mundial que ha matado a millones de personas y a la profunda polarización en los EE.UU. con protestas previstas en todo el país.

La toma de posesión de Biden tendrá lugar a las 5:30 pm CET y Euronews les traerá todos los acontecimientos relacionados con el evento en directo.

Repasamos cinco diferencias clave que hacen que la ceremonia de investidura de este año sea única

Las medidas sanitarias por la pandemia COVID-19

Las grandes multitudes que normalmente se agolpan en Washington DC para una investidura presidencial podrían verse muy diferentes este año, con el distanciamiento social que se espera que se imponga para frenar la propagación de COVID-19.

La cantidad de público de la investidura ya fue noticia en 2017 para la administración Trump, con el primer secretario de prensa del presidente de EE.UU. Sean Spicer insistiendo en que las multitudes de la investidura de Trump fueron las más grandes de la historia a pesar de que las fotos parecían mostrar lo contrario. Fue una de las primeras de las muchas polémicas que trajo su mandato.

Carolyn Kaster/Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved.
Llegada de Donald Trump durante su investidura en 2017Carolyn Kaster/Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved.

Este año, el comité de investidura presidencial de Biden está animando a la gente a unirse virtualmente en lugar de en persona, "instando al público a abstenerse de cualquier viaje y a participar en las actividades de la toma de posesión desde casa".

El comité de investidura de Biden ha instalado 200.000 banderas en el National Mall para representar a los estadounidenses y se espera que las entradas para el evento sean bastante limitadas.

Alex Brandon/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Banderas en el National Mall para representar al público y llenar el vacíoAlex Brandon/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Habrá un "desfile virtual" para marcar el cambio de poder que "presentará diversas y dinámicas actuaciones en comunidades de todo el país", dijo el comité en un comunicado.

Típicamente, hay un baile inaugural pero no está claro qué tipo de celebraciones puede haber para los nuevos líderes de EE.UU. manteniendo la distancia social.

Muchas estrellas de la música participan en la toma de posesión. Donalt Trump tuvo dificultades para encontrar artistas que quisieran participar.

Donald Trump es el cuarto presidente de EE.UU. en boicotear la toma de posesión de su sucesor

El presidente de los EE.UU. Donald Trump ha dicho que no asistirá a la investidura de su sucesor, rompiendo con la tradición.

Típicamente los presidentes asisten a la toma de posesión como parte del traspaso de poderes al próximo comandante en jefe.

En 2017, el ex presidente Barack Obama y la candidata demócrata Hillary Clinton, que había perdido las elecciones tras una agria campaña sí asistieron a la toma de posesión de Trump.

Trump es el cuarto presidente de los Estados Unidos que boicotea la toma de posesión de un sucesor y el primero en hacerlo desde que Andrew Johnson se negó a asistir a la ceremonia de Ulysses S. Grant en 1869.

John Adams también se saltó la toma de posesión de Thomas Jefferson en 1800, dejando vacante la Casa Blanca a las cuatro de la mañana y John Quincy Adams se saltó la toma de posesión de Andrew Jackson en 1829.

Otros dos presidentes se perdieron la toma de posesión de su sucesor, incluyendo a Martin Van Buren por razones desconocidas y a Woodrow Wilson por razones de salud.

Las tensiones después de la invasión del Capitolio por parte de seguidores de Trump

La investidura se produce en un momento de profunda polarización en los Estados Unidos y las tensiones siguen siendo altas después de que una turba de seguidores de Trump asaltara el Capitolio de los Estados Unidos mientras el Congreso certificaba la victoria electoral de Joe Biden.

Cinco personas murieron en el caos que vio a la policía del Capitolio invadida por los partidarios de Trump que entraron en las oficinas del Congreso y obligaron a los legisladores a ponerse a salvo en zonas restringidas y secretas.

También se encontraron dos bombas fuera de la sede del Comité Nacional Demócrata y Republicano, en lo que los legisladores llamaron un día oscuro en el país.

Algunos funcionarios exigen ahora más seguridad antes de la investidura por temor al caos y a la violencia de manifestantes de extrema derecha convencidos de que las elecciones fueron robadas.

El Presidente Trump ha repetido afirmaciones infundadas de que se cometió un fraude electoral durante semanas después de su derrota.

Los partidarios de Trump planean protestas por todo EE.UU.

Los medios de comunicación de EE.UU. también han informado de que el FBI distribuyó un boletín advirtiendo de las protestas armadas planeadas en las 50 capitales de los estados en medio de la investidura de Biden.

Un reportero de ABC News que vio el memorándum dijo que se esperaba que las protestas comenzaran el sábado 16 de enero y duraran hasta el día de la toma de posesión.

Una investidura presidencial es siempre un evento de alta seguridad, con centenares de agentes y preparativos cuidadosamente planeados durante mucho tiempo.

Michael Plati, el agente especial del Servicio Secreto de EE.UU. a cargo de la seguridad de la toma de posesión, dijo que el estado especial de seguridad del evento permitía la coordinación entre múltiples agencias y que estaban anticipando posibles actos violentos, informa la agencia AP.

El jefe en funciones de la policía del Capitolio de EE.UU., Yogananda Pittman, dijo en un comunicado: "Tenemos planes integrales y coordinados para garantizar la seguridad de la comunidad del Congreso y de la próxima toma de posesión presidencial. No habrá acceso público a los terrenos del Capitolio durante la investidura, y el evento continuará según lo previsto."

Un día después de la toma de posesión de Trump en 2017, se estima que varios millones de personas marcharon en Washington y alrededor de los EE.UU. para protestar contra el nuevo presidente como parte de la Marcha de las Mujeres, que se mantuvo pacífica.

Recordar a las víctimas de la COVID-19 después de un año difícil en los EE.UU. en muestra de "unidad"

El tema de la inauguración del mandato presidencial de este año es "América Unida", según anunció el comité de investidura, declarando que el presidente entrante de los EE.UU. se comprometió a "sanar" y "unir al país".

Las víctimas de la COVID-19 han sido honradas hoy, en vísperas de la investidura de Biden, en una ceremonia alrededor del estanque reflectante del Memorial de Lincoln.

Patrick Semansky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
El Memorial de Lincoln el pasado noviembre durante la festividad de Acción de GraciasPatrick Semansky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.

"Será la primera iluminación alrededor de la piscina reflectante para conmemorar las vidas americanas perdidas", dijo el comité inaugural.

Después de la inauguración, Biden se unirá a los ex presidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton para depositar una corona en la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington en uno de sus primeros actos como presidente.

COVID-19 ha infectado a más de 22,9 millones de personas en los EE.UU. y ha matado a más de 370.000 en el país.