Última hora
This content is not available in your region

Hong Kong se parapeta y confina dos barrios para detener el avance de la cuarta ola de la pandemia

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Trabajadores del gobierno con equipo de protección personal caminan en el área cerrada en el distrito de Jordan en Hong Kong, el sábado 23 de enero de 2021.
Trabajadores del gobierno con equipo de protección personal caminan en el área cerrada en el distrito de Jordan en Hong Kong, el sábado 23 de enero de 2021.   -   Derechos de autor  Kin Cheung/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los confinamientos para hacer frente a la pandemia llegan a Hong Kong, que había resistido tres oleadas de contagios sin recurrir a ellos. Pero la cuarta ola lo ha cambiado todo. Este sábado, dos populosos barrios de la excolonia británica han sido cerrados a cal y canto en un intento de detener el avance de la COVID-19. Las autoridades tomaron esta decisión tras registrarse 145 casos positivos en los barrios de Yau Ma Tei y Jordan. El confinamiento inicial concluye el lunes, aunque todo depende de la eficacia del plan de choque:

"Estamos trabajando duro para conseguirlo en 48 horas. Nuestro objetivo es luchar juntos contra el virus, para conseguir que haya cero casos en estos barrios concretos. El Gobierno ha dispuesto el equipo de pruebas suficiente para analizar a sus vecinos lo antes posible", explicaba a la prensa el secretario de Interior de Hong Kong Caspar Tsui.

Más de 10.000 personas deberán hacerse las pruebas del coronavirus y permanecer en sus casas hasta que se conozcan los resultados. Tan solo pueden acceder a la zona policías, sanitarios y trabajadores esenciales. Hong Kong ha registrado 168 muertes por COVID-19 y casi 10.000 contagios desde el inicio de la pandemia.