Última hora
This content is not available in your region

Colas de hasta 40 ambulancias con pacientes dentro esperan su turno ante los hospitales de Lisboa

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Colas de hasta 40 ambulancias con pacientes dentro esperan su turno ante los hospitales de Lisboa
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Lisboa registra la mitad de los fallecimientos por COVID de Portugal, y sus hospitales se encuentran totalmente sobrepasados. Las impresionantes filas de treinta o cuarenta ambulancias esperando su turno han obligado a montar un servicio especial que examina a los pacientes en los propios vehículos.

Los centros aumentan las camas disponibles a diario, pero ya no hay suficientes profesionales sanitarios.

El país suma 11.886 fallecidos desde el comienzo de la pandemia, con casi 700.000 casos. Este viernes se ha informado de 13.200 nuevos infectados, casi el 60% de ellos en la región de Lisboa.

"Tener esta cantidad de ambulancias es un reflejo de lo que está pasando en el país y en la región, con muchos contagios", comenta Daniel Ferro, presidente del Hospital Santa María de Lisboa. "Estamos intentando contenerlos y manejarlos lo mejor que podemos. Esta es una situación no solo de sobrecarga para los equipos de emergencia y de hospitalización, es de enorme presión para todos los servicios y profesonales. Necesitamos racionalizar y emplear con criterio todos los recursos hospitalarios".

Francia rechaza, de momento, un nuevo confinamiento

Francia no opta aún por un nuevo confinamiento pero añade nuevas restricciones al actual toque de queda de las seis de la tarde. Será necesario realizar una prueba de PCR, con resultado negativo, para entrar en el país si se viene de otro de la Unión Europea. Si el destino o procedencia es un territorio externo a la UE, estará prohíbido entrar o salir salvo casos excepcionales.

Además, se cerrarán grandes superficies si no son de productos alimentarios y se reforzará el teletrabajo y la presencia policial para evitar las fiestas y reuniones clandestinas y lograr un mayor cumplimiento del toque de queda.

El ministro de Sanidad francés se hace eco del agotamiento de los sanitarios

Manifestación en Praga contra las medidas anti COVID

Tras una protesta silenciosa en Praga contra las prohibiciones por la COVID quedaron sobre el famoso puente de Carlos algunos coches abandonados con propaganda antigubernamental en su interior

El ejecutivo checo instauró antes de Navidad un toque de queda y volvió a cerrar bares, restaurantes, hoteles y tiendas de venta de productos no esenciales.

Y en Noruega, el aeropuerto de Oslo estaba casi desierto este viernes tras prohibirse la entrada en el país a los no residentes para detener el aumento de infecciones.