Última hora
This content is not available in your region

Golpe militar en Birmania. El Ejército detiene a la premio Nobel Aung San Suu Kyi

euronews_icons_loading
Un presentador anuncia por televisión que los militares toman el poder por un año
Un presentador anuncia por televisión que los militares toman el poder por un año   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El Ejército ha tomado el poder el Birmania y detenido a parte del Gobierno, incluida su líder de facto, la Premio Nobel Aung San Suu Kyi. El golpe militar se ha producido el mismo día que debía celebrarse la primera sesión del nuevo Parlamento surgido de las elecciones de noviembre, en las que el partido de Suu Kyi logró una victoria aplastante.

Un presentador anunció en televisión que los militares dirigirán Birmania durante un año, para responder a una situación que califican de emergencia nacional.

Despliegue militar y detenciones de políticos y activistas

Los soldados se han desplegado en las calles de la capital y de las principales ciudades. Las comunicaciones están cortadas. Importantes políticos y activistas han sido arrestados.

Los militares han tomado el poder justo antes de la primera sesión parlamentaria tras las elecciones de noviembre, en las que el partido de Suu Kyi, el LND, consiguió una aplastante victoria, haciéndose con el control del 83 % de los escaños del Parlamento.

El resultado de las urnas demostró que la premio Nobel conserva una gran popularidad en Birmania, pese a su mala reputación internacional por sus políticas contra la minoría rohinyá.

Suu Kyi pasó casi 15 años presa durante la dictadura militar. En 2011, el Ejército birmano permitió una lenta transición hacia la democracia, pero manteniendo en todo momento el control de parte del Legislativo y de ministerios clave del Ejecutivo, así como a través una Constitución redactada a su medida.

Tras la derrota electoral en noviembre del partido creado por la antigua junta, los militares empezaron a lanzar acusaciones de fraude electoral. En los últimos días, se habían disparado los rumores de un inminente golpe de Estado.