Última hora
This content is not available in your region

Venizy o el pueblo convertido en referencia en transición energética

euronews_icons_loading
Venizy o el pueblo convertido en referencia en transición energética
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo puede un pequeño pueblo convertirse en una referencia en transición energética? Venizy es un pequeña localidad, de menos de mil habitantes, situada en la región francesa de la Borgoña. Como está en el corazón de una de las principales zonas boscosas de la región, el alcalde ha optado por cambiar el sistema de calefacción de los edificios públicos, pasando del petróleo a la madera 'triturada'.

Esto ha supuesto un ahorro económico y un menor impacto ambiental. La nueva sala de calderas ahorra más del 50 % de los costes de calefacción y permite reducir, en 63 toneladas, las emisiones anuales de CO₂.

©
Euronews©

"Se trata de un mundo antiguo que se ha modernizado. Antes se utilizaba madera. Hoy, también se utiliza madera pero, se hace, con una tecnología muy avanzada. Es, simplemente, otro tipo de energía, otro tipo de combustión que se realiza en una instalación, ya existente. El paso de la energía del fuel a la de madera, por definición, permite una economía real, que funciona, incluso, teniendo en cuenta los costes de inversión", declara Sylvain Quoirin, alcalde de Venizy.

©
Euronews©

La transición tecnológica hacia una fuente de energía más limpia y renovable costó unos 277 000 euros, financiados, en parte, por la política de cohesión de la Unión Europea.

La madera 'triturada', para alimentar el sistema de calderas, procede de las 800 hectáreas de bosque comunal, bajo control de las autoridades medioambientales. Se trata, principalmente, de 'monte bajo', árboles muertos o árboles que han sido talados por razones de seguridad, como aquí, cerca de una carretera departamental.

©
Euronews©

"La Comunidad necesita unas 80 toneladas de madera al año. Por lo general, la madera se corta en invierno, y en el mes de mayo o en junio se almacena en un hangar, donde se secará, antes de ser utilizada. Se deja alrededor de tres o cuatro meses en el hangar y, después, se puede utilizar directamente para la calefacción comunal", afirma Thierry Bruggeman, responsable forestal del municipio de Venizy.

Para garantizar el mejor rendimiento energético, este combustible natural se presenta en forma de pequeños trozos homogéneos de madera seca. La comunidad de Venizy también obtiene beneficios directos de esta actividad, ya que, la madera es procesada por empresarios locales. Al final, la transición energética ha promovido un círculo completo en términos de negocio, y el medio ambiente también forma parte de este círculo.

©
Euronews©

"Los residuos que producen las calderas, es decir, las cenizas, se recogen y luego se utlizan para el compostaje. Al final, lo que tomamos de la naturaleza vuelve a la naturaleza", señala Jean-Pierre Gallois, director de Obras Públicas del municipio de Venizy.

©
Euronews©

La red principal suministra calefacción al Ayuntamiento, a un edificio cercano que alberga viviendas públicas y a dos escuelas. Otra instalación da servicio al centro cultural, situado a las afueras del pueblo.