Última hora
This content is not available in your region

De la desconfianza a solución sanitaria: aumenta la demanda mundial de la vacuna rusa Sputnik V

euronews_icons_loading
Cargamento de la vacuna Sputnik V llegando a Venezuela. 13/2/2021
Cargamento de la vacuna Sputnik V llegando a Venezuela. 13/2/2021   -   Derechos de autor  Matias Delacroix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La vacuna rusa contra la COVID-19 Sputnik V, antes objeto de críticas y desconfianza, tiene una elevada demanda internacional. Desde el Gobierno aseguran que no se tiene la capacidad productiva suficiente para satisfacer la creciente demanda global. Según el director del Fondo Ruso de Inversión Directa, Rusia ha firmado contratos con 15 farmacéuticas de diez países, con una capacidad total de 1.400 millones de dosis a largo plazo.

Latinoamérica como destino de la Sputnik V

En Latinoamérica, Paraguay cuenta desde este jueves con sus primeras vacunas contra la COVID-19, una remesa de 4.000 unidades de la Sputnik V, con las que se inmunizará a parte del personal sanitario.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, hace pública su satisfacción con la llegada de las dosis rusas: "Es un día muy feliz, es un primer paso para poder empezar este plan de vacunación y poder llegar a tantos compatriotas, esto va a servir para poder abordar a la primerísima línea, vamos a poder cubrir todo el personal de las terapias respiratorias a lo largo de todo el país".

"Es un primer gran paso porque los vamos a proteger y esa gente va a poder seguir salvando muchas vidas, así que esperamos que este proceso se acelere y tengamos muchas cargas como esta", asegura el ministro al hablar del plan de vacunación para el personal sanitario.

México recibirá los primeros cargamentos este fin de semana, mientras que Argentina ya cuenta con más de 1 millón de dosis. Venezuela empezó este jueves a suministrar las primeras 100.000 unidades de los 10 millones que encargó.

Desconfianza en la Unión Europea

En la Unión Europea (UE), la situación es muy diferente. Bruselas no descarta comprar dosis de terceros países, pero para ello las vacunas deben pasar unos estándares de calidad regulados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Hasta el momento, la vacuna Sputnik V no ha pasado por este proceso, por lo que no cuenta con el visto bueno de la UE.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, asegura que Rusia no ha solicitado permiso para comercializar la Sputnik V en la UE: "No sabemos si en el futuro va a pedir una autorización de comercialización, pero de momento no lo ha hecho".

Von der Leyen también se pregunta "por qué Rusia ofrece millones de dosis sin tener a un número suficiente de habitantes vacunados".