This content is not available in your region

¿Podremos hallar vida en Marte? Entrevista al astronauta Luca Parmitano

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual
euronews_icons_loading
¿Podremos hallar vida en Marte? Entrevista al astronauta Luca Parmitano
Derechos de autor  Pavel Golovkin/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.

El aterrizaje perfecto de Perseverance en el planeta Marte ha provocado un gran entusiasmo en la comunidad de exploradores espaciales. El robot Rover de una tonelada de peso está listo para empezar a enviar datos a la Tierra, datos sobre el planeta rojo que, según el astronauta italiano Luca Parmitano, podrían ayudar a responder a una de las preguntas principales de la humanidad.

"Sabemos que hace muchos años tuvo agua, lagos y océanos, y creemos que esas condiciones eran propicias para el desarrollo de la vida. Y si pudiéramos encontrar algún rastro de material orgánico o incluso de vida actual en el planeta rojo sería asombroso, realmente resolvería una de las mayores preguntas de la humanidad, que es... si es posible la vida en otro lugar que no sea el planeta Tierra", apunta Parmitano.

Es la última aventura de una época apasionante para la exploración espacial. A más de 200 millones de kilómetros de distancia, Marte está demasiado lejos para una visita del ser humano a corto plazo, pero un poco más cerca de nosotros se están desarrollando nuevos proyectos a buen ritmo.

Según Luca Parmitano, "las agencias espaciales internacionales cooperan para volver a la Luna en esta década. La agencia espacial europea es la proveedora del módulo de servicio. El módulo de servicio es el que lleva el motor, el que proporciona la electricidad, el que facilita la atmósfera... Por lo que es una contribución importante"

El propio Parmitano regresó de una estancia de seis meses en la estación espacial internacional hace poco más de un año. Según él, fue una experiencia que le cambió la vida.

"Aprendes a apreciar todo lo que echas de menos mientras estás fuera. Aprendes a apreciar el aire, la brisa, la sal del mar y todas esas bellezas que nos rodean constantemente. Aprendes a no darlo por hecho, lo que es un gran regalo", concluye el astronauta italiano.