Última hora
This content is not available in your region

De madres solteras a educadoras infantiles

euronews_icons_loading
Playground in a park in Belgium
Playground in a park in Belgium   -   Derechos de autor  JOHN THYS/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Madres, solteras y desempleadas: una mezcla que en la mayoría de los casos se traduce en vulnerabilidad. Pero no en la ciudad de Gante, en Bélgica, donde madres jóvenes como Herrat reciben formación gratuita para convertirse en educadoras infantiles.

Tras emigrar desde Ghana y tener una niña, Herrat ha aprovechado la oportunidad para comenzar una nueva vida. “Nos enseñan muchas cosas. Al principio no sabía nada de todo esto, pensé que iba a ser más fácil teniendo niños pero luego me di cuenta de que era mucho. Y cuando lo consigues y acabas tus exámenes, te da confianza en ti misma y te da la sensación que puedes conseguir mucho. Confío en esto y creo que he cambiado y crecido”, explica Herrat.

Gracias a este proyecto, los jardines de infancia cuentan con más ayuda y los hijos de las alumnas se benefician del contacto con otras personas en lugar de quedarse en casa. La formación dura unos dos años y las estudiantes pueden acabar consiguiendo trabajo en el mismo centro infantil o en otros. Muchas de las madres son extranjeras y también reciben ayuda del personal de la escuela para realizar sus gestiones administrativas personales.

Así lo explica la directora de una de las escuelas infantiles, Tineke Von Craenenbroeck. “Esto es muy importante porque es complicado: todas estas cosas prácticas están en neerlandés, mucha gente no conoce bien el idioma y es duro. Por lo que les ayuda al inicio y hace que aumente su confianza. Creo que la confianza es muy importante”.

El proyecto, creado por la ciudad de Gante, está financiado con dinero del fondo de pobreza infantil de la UE y administrado por la fundación Rey Balduino. Las participantes aprenden gracias a asesores laborales que les enseñan có mo comprender las necesidades de los niños. Además, también trabajan en su empoderamiento personal.

“En este proyecto creemos en las madres que traen a sus hijos a la guardería pero gracias a este proyecto ellas también pueden crecer como personas. No se trata solo de competencias profesionales, sino también de competencias personales y es en estas dos áreas donde trabaja el asesor laboral. En realidad, en cada conversación con el asesor la pregunta más importante es ¿cómo estás? ”, asegura el director del proyecto, Bjorn Martens.

Hasta ahora, 14 madres han asistido a la formación que finalizará con exámenes en junio. El proyecto incluye 32 guarderías que acogen a unos 1200 niños. En el futuro, los coordinadores esperan llegar a la mayor cantidad de personas posible.