Última hora
This content is not available in your region

Estados Unidos | La pandemia aleja a las víctimas de la violencia doméstica de los refugios

euronews_icons_loading
Gloria sufría de abusos físicos y psicológicos por parte de su pareja.
Gloria sufría de abusos físicos y psicológicos por parte de su pareja.   -   Derechos de autor  Euronews vía AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Cheryl Bullock libra una batalla distinta cada día. En este centro de protección a la mujer ubicado en Nueva Jersey, cientos de mujeres que sufren violencia doméstica recurren a ella para encontrar un refugio lejos de sus maridos.

Los casos aumentan como los contagios de la COVID. Se ha convertido en una pandemia casi igual de mortífera pero silenciosa. El centro de acogida de Cheryl, Strengthen Our Sisters (Fortalecer a nuestras hermanas, en español), que alberga a unas 80 mujeres y niños en siete casas, está al límite de sus capacidades.

"Así cuando se trata de violencia doméstica, muchas veces, no solo es 'oh, ella está atrapada en la casa con él'. Incluso si ella se escapa, ¿qué se supone que debe hacer después? Realmente no puedes ir a un tribunal, no puedes usar los servicios sociales. Apenas puedes ir a un refugio para víctimas de la violencia doméstica, algunos centros alojan a la gente en hoteles", explica Cheryl Bullock, mánager del centro.

Gloria, una neoyorquina de 56 años que teme dar su apellido, llegó al centro hace seis meses, cuando ya había comenzado la pandemia. Antes de ingresar, Gloria tuvo que pasar la cuarentena durante dos semanas, completamente sola.

Sentada en su habitación pintada de rosa y rojo, decorada con osos de peluche, corazones, un árbol de Navidad y una imagen de Jesús, Gloria describe a su expareja como "un monstruo" que la golpeaba y la obligaba a trabajar para él a cambio de drogas.

En Argentina, Canadá, Francia, Alemania, España, Reino Unido y Estados Unidos, las autoridades gubernamentales, las personas que defienden los derechos de las mujeres y aliados de la sociedad civil han señalado un aumento de las denuncias de violencia doméstica durante la crisis y mayor necesidad de protección de emergencia.
Declaración de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres
Extracto del comunicado "Violencia contra las mujeres: la pandemia en la sombra", publicado el 6 de abril de 2020.

"Me tenía aislada con él, sin mi familia. Me hablaba muy mal, me maltrataba mucho y, sin embargo, yo le seguía queriendo", dice con lágrimas. Gloria tiene hijos mayores de otra relación y varios nietos, cuenta que su maltratador le quitaba el teléfono, le rompía la ropa, la obligaba a comer comida que no quería y la llamaba prostituta.

"Decía que le debía mi vida y mi cuerpo", confesó.

La Coalición contra la violencia doméstica del estado de Nueva York asegura que la pandemia ha exacerbado la capacidad de control de los maltratadores. Las víctimas no tienen a dónde ir pero Linda tuvo suerte.

"Tengo una cama para dormir. Tengo comida siempre aunque no la pueda conseguir con mis propios medios, nos cuesta a veces ir a la tienda (...) Es un poco más difícil con el Covid pero me veo en el futuro con un trabajo al menos a tiempo parcial y luego... ya veremos qué pasa", dijo Linda, sobreviviente de violencia doméstica.

Organizaciones para la mujer en Estados Unidos aseguran que los casos de violencia doméstica se han disparado pero sin la atención de la prensa pasan desapercibidos. Por ejemplo, en el estado de Indiana el aumento es de un 102%.

Editor de vídeo • Blanca Castro