Última hora
This content is not available in your region

Degenera una manifestación contra la violencia policial en Atenas

Access to the comments Comentarios
Por euronews con Efe
euronews_icons_loading
La manifestación derivó en enfrentamientos con la policía
La manifestación derivó en enfrentamientos con la policía   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Una protesta contra la violencia policial en Atenas acaba en batalla campal

Varias personas resultaron heridas en los enfrentamientos entre manifestantes y uniformados.

Los altercados han tenido lugar en el suburbio de Nea Smyrni, donde más cinco mil personas se dirigieron a la comisaría de policía para denunciar las múltiples agresiones policiales vividas en los últimos días que han causado indignación en Grecia.

Los manifestantes llevaban pancartas con la frase "me duele", el grito que un joven lanzó repetidamente el pasado domingo mientras era brutalmente golpeado por un agente.

La manifestación derivó cuando algunos manifestantes empezaron a quemar contenedores y lanzar cócteles molotov contra la comisaría.

La Policía contestó con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y cañones de agua.

Un agente fue gravemente herido tras haber sido golpeado repetidamente al encontrarse solo.

La ambulancia que acudió a socorrerle tardó más de 20 minutos en llegar. Hay un fotógrafo y otros tres policías heridos leves.

El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis declaró que los jóvenes, que están destinados a crear, no a destruir. La rabia ciega no lleva a ninguna parte,

Mitsotakis se volvió a reunir con el profesor de Derecho Constitucional Nikos Alivizatos, quien hace mas de un año abandonó la presidencia de una comisión para investigar la violencia policial,tras denunciar "falta de interés en el Gobierno por responsabilizar a los culpables".

"La vida del joven policía que estuvo en peligro debe ser una llamada de atención. En este momento, el control y la compostura de todos deben prevalecer. Me dirijo especialmente a nuestros jóvenes, que están destinados a crear, no a destruir. La rabia ciega no lleva a ninguna parte", reaccionó

Los incidentes de Nea Smyrni el domingo comenzaron cuando varios agentes multaron sin motivo a dos familias con niños que paseaban acusándoles de violar con ello las medidas de confinamiento contra la covid-19, a pesar de que llevaban mascarilla

Algunos vecinos que vieron lo que estaba ocurriendo protestaron y los agentes les agredieron con porras. Uno de los vídeos tomados por personas que presenciaron el ataque muestra a un agente utilizando una porra plegable metálica, prohibida en Grecia,

según confirmó un representante sindical de la Policía a la televisión privada MEGA, que definió el suceso de "una vergüenza para toda la Policía".

Mientras un grupo de sindicalistas ha afirmado que los agentes en cuestión "seguían órdenes de arriba", la postura oficial de la Policía ha sido negar los hechos y asegurar que los agentes se defendieron del ataque de un grupo de encapuchados.

El ministro de Protección Ciudadana, Mijalis Jrisojoidis, condenó la "violencia injustificada" y prometió una investigación interna pero un nuevo incidente que fue grabado en Atenas la noche del lunes ha seguido alimentando la indignación ciudadana.

En el vídeo, tomado desde un balcón, se ve cómo varios policías en moto persiguen a jóvenes que protestaban por lo ocurrido en Nea Smyrni y se paran a destrozar el faro de un coche aparcado sin motivo aparente, algo que muchos creen que hicieron para culpar después de destrozos a los manifestantes.

La tensión y los actos de violencia han ido aumentando desde el pasado viernes, cuando la Policía dispersó con cañones de agua y granadas aturdidoras en el centro de Atenas a unas 300 personas que preparaban una manifestación en apoyo al huelguista de hambre Dimitris Kufondinas, uno de los líderes del desaparecido grupo terrorista 17 de Noviembre, cuyo estado de salud es muy delicado.

Lo sucedido estos días ha llevado a la Fiscalía de Atenas a abrir una investigación sobre la violencia policial y ha generado un aluvión de críticas de la oposición. El viernes, el primer ministro debe responder a una interpelación parlamentaria al respecto del principal líder de la oposición, Alexis Tsipras.

La conservadora Nueva Democracia ganó en verano de 2019 las elecciones parlamentarias con la promesa de imponer la ley y el orden con mano férrea.

Según afirmó recientemente el Defensor del Pueblo, Andreas Potakis, en el último año el número de denuncias de violencia policial ha aumentado en un 75 %.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)