Última hora
This content is not available in your region

Cruce de sanciones entre la Unión Europea y China

Por Ana LAZARO  & Aïda Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
Uyghur activist holds up a poster that reads "China where is my grandma?!"
Uyghur activist holds up a poster that reads "China where is my grandma?!"   -   Derechos de autor  TOBIAS SCHWARZ/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea impone sanciones contra China por abusos contra los derechos humanos, por primera vez desde los sucesos de la plaza de Tiannanmen en el año 1989.

La medida, que ha sido aprobada en una reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea, sanciona a cuatro funcionarios chinos y una institución con la prohibición de viajes a territorio de la UE y una congelación de activos.

En respuesta, el gobierno chino ha sancionado a diez personas, entre ellas los eurodiputados Reinhard Butikofer, Michael Gahler, Raphaël Glucksmann, Ilhan Kyuchyuk y Miriam Lexmann. Además de varios políticos de países europeos. También ha impuesto sanciones contra cuatro entidades, entre las que se encuentran el Comité Político y de Seguridad de la UE (COPS) y la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo. China ha asegurado que los sancionados y sus familias tienen prohibida la entrada a la China continental, a Hong Kong y a Macao además de la prohibición de hacer negocios con China.

Uno de ellos es el eurodiputado alemán del PPE Michael Gahler. Asegura que la noticia no tendrá un gran impacto en su vida, pero que aun así es lamentable._ "Por supuesto que las infracciones políticamente lamentables acaban con la posibilidad de diálogo y el diálogo es necesario si abordamos los problemas graves como el caso de los uigures y las detenciones masivas por motivos puramente étnicos"_, explica Gahler.

El líder de la diplomacia europea ha calificado la medida de China como inaceptable. "En lugar de cambiar sus políticas y abordar nuestras legítimas preocupaciones, China ha vuelto a hacer la vista gorda y estas medidas son lamentables e inaceptables. No habrá cambios en la determinación de la UE para defender los derechos humanos y responder a violaciones y abusos graves dondequiera que se cometan", ha lamentado Josep Borrell.

Las sanciones quieren castigar el trato de China a la comunidad uigur del país. Los uigures han sufrido torturas, trabajos forzados y detenciones masivas y arbitrarias.

Algunos eurodiputados creen que la medida es un buen primer paso: "Yo creo que son razonables. Sería el adjetivo que utilizaría porque dan una clara señal, una clarísima señal a China de que la UE no está dispuesta a aceptar violaciones de derechos humanos sin tomar medidas que ayuden que esta situación cambie. Es muy importante que tengamos unas reglas de juego equilibradas entre China y la UE y precisamente por ello,los principios y valores que defiende la UE tienen que estar asegurados", ha explicado la eurodiputada socialdemócrata, Inma Rodríguez-Piñero.

A pesar de que la decisión se ha tomado por unanimidad, países como Hungría han criticado las medidas. El movimiento europeo ha sido coordinado con Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, que han impuesto medidas similares. China cree que las sanciones esta basada en "mentiras" y que interfieren en asuntos internos del país además de dañar la relación entre las dos potencias.

Durante la reunión de ministros de Exteriores, la UE también ha aprobado sanciones contra funcionarios de Eritrea, Libia, Corea del Norte, Sudán del Sur, Birmania y Rusia, en este caso por violaciones de los derechos de las personas homosexuales en Chechenia.