Última hora
This content is not available in your region

La Iglesia francesa creará un fondo para las víctimas de pederastia

euronews_icons_loading
La Iglesia francesa creará un fondo para las víctimas de pederastia
Derechos de autor  GEORGES GOBET/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La asamblea de los Obispos de Francia afronta el tema los abusos sexuales en el seno de la Iglesia y ha anunciado la creación de un fondo específico para ayudar financieramente a víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, tras revelarse en los últimos años varios escándalos que implicaron a curas acusados de pederastia y que salpicaron también a altos niveles de la jerarquía.

Un escándalo que salpicó a Philippe Barbarin, uno de los clérigos más influyentes de Francia

"Las decisiones que hoy toman los obispos podrían no ser válidas dentro de 6 meses cuando se den a conocer las revelaciones de la Comisión independiente sobre abuso sexual en la Iglesia, explica François Devaux, presidente de la asociación "La Parole Libérée", que fue fundada en Lyon en 2015 por algunas de las víctimas de abusos sexuales por parte del padre Bernard Preynat en los años 80, sacerdote pederasta expulsado de la Iglesia, El caso llego a salpicar al que fue arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, condenado en primera instancia por encubrir al sacerdote y absuelto en apelación. Barbarin, uno de los clérigos más influyentes de Francia, dimitió en marzo de 2020.

La asociación "La Parole Liberée" ha anunciado su disolución

"El objetivo de nuestra asociación era que se tomara conciencia y que sirviera de detonante. No somos una autoridad, ni podemos reclamar un estudio pericial. Es hora de que nos hagamos a un lado, hemos llegado a lo máximo que podíamos hacer. No somos responsables de lo que hará esta institución para reformarse, explica François Devaux presidente de la asociación "La parole Liberée" que ha decidido este viernes poner fin a sus actividades.

La realidad a veces supera a la ficción

La controversia en torno a la Iglesia católica incluso inspiró la película "Gracias a Dios" del cineasta francés François Ozon, en la que retrata el pademiento de las víctimas años después de haber sufrido los abusos.