Última hora
This content is not available in your region

Debate en la UE en torno al trabajo a través de plataformas digitales

euronews_icons_loading
Debate en la UE en torno al trabajo a través de plataformas digitales
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Si alguna vez ha utilizado una aplicación para pedir que le lleven comida a última hora, o para reservar un fontanero, lo más probable es que haya entrado en la llamada 'economía de las plataformas digitales'. Es una de las nuevas transformaciones importantes en el mundo del trabajo. Y, ahora mismo, el gran debate en Europa lo focalizan las condiciones de trabajo, explica Naomi Lloyd, periodista de Euronews y autora del reportaje.

En Barcelona, Fanny Gauret se ha reunido con algunos repartidores de comida a domicilio, que tienen diferentes puntos de vista sobre la nueva ley española que los clasifica como empleados. Pero, antes, le ofrecemos más información sobre qué es exactamente el trabajo a través de las plataformas, añade la reportera.

©
Euronews©

-Trabajo a través de las plataformas digitales-

También conocido como ‘economía colaborativa’, el trabajo a través de las plataformas digitales se ha quintuplicado en la última década. Se trata de personas que prestan servicios específicos, organizados a través de una plataforma digital que las conecta con los clientes. Puede tratarse de una aplicación basada en la localización, que asigna trabajos como la entrega de comida, el servicio de taxi o los servicios de fontanería, o de plataformas basadas en la red informática, que subcontratan trabajos como la traducción o el diseño gráfico. Las plataformas están creando nuevas oportunidades de empleo. Pero, hay que garantizar unas buenas condiciones de trabajo y que los algoritmos traten a los trabajadores de forma justa. La UE ha puesto en marcha una consulta pública sobre los derechos de los trabajadores de estas plataformas, invitando a los sindicatos y a las organizaciones empresariales a llegar a un acuerdo. Si no lo consiguen, la Comisión Europea elaborará una normativa para finales de 2021.

Los Gobiernos todavía no cuentan con una regularización para este nuevo modelo de trabajo. España es el primer país de la UE en aprobar una ley que clasifica a los repartidores de comida como empleados con protección social. En Barcelona, Fanny Gauret se reunió con algunos repartidores de comida a domicilio para conocer su opinión.

Dos jóvenes repartidores, uno en patinete y el otro en bicicleta, se conocen de memoria las calles de Barcelona; llevan comida o paquetes. Ambos son trabajadores autónomos y su situación va a cambiar en los próximos meses.

Mientras se presenta una nueva ley al Consejo de Ministros se clasificará como empleados, a todos los repartidores que trabajen para plataformas de reparto. Accederán a derechos como la prestación por desempleo, las vacaciones o la baja por enfermedad.

©
Euronews©

Para un joven repartidor sudamericano, que quiere permanecer en el anonimato, supone un alivio.

"Lo que el Gobierno propone a estas empresas es que nos den un salario mínimo, una prestación por baja, un seguro de vida, un vehículo para poder trabajar correctamente... Porque, nosotros trabajamos hasta 12 horas al día, para recibir un importe que, a veces, es incluso menor que el salario mínimo", declara.

Muchos jóvenes trabajadores cobran por reparto, según los precios fijados por la plataforma. Como no pueden permitirse comprar una moto, se desplazan en bicicleta. Algo que, según dice uno de ellos, supone una gran desventaja.

"Yo nunca he ganado 1 000 euros al mes. En bicicleta, es muy difícil lograrlo. Porque tienes que trabajar muchas horas, supone un gran desgaste. Si tú no te conectas, si cometes algún error, si cancelas muchos pedidos, anulan tu cuenta", asegura.

Un salario mínimo, un seguro laboral de accidentes o un control de cancelación de perfiles, es lo que esperan, con esta ley, los repartidores.

©
Euronews©

En España ya hay plataformas de reparto que utilizan el modelo salarial. Pero Jordi, que trabaja entre 40 y 50 horas semanales, prefiere seguir siendo autónomo.

"Viendo lo que están haciendo las empresas de la competencia con los asalariados... creo que tendría un contrato de 15 o 20h. Esto sería muy perjudicial para la libertad y la flexibilidad con las que cuento hoy día. Las perdería y, mis ingresos, bajarían drásticamente", declara el repartidor autónomo, Jordi Mateo.

Haciendo repartos en moto para varias plataformas, se conforma con ganar más del salario mínimo español; unos 1 100 euros brutos al mes. Aunque, agradecería mejoras, como poder fijar sus propios precios.

"Lo que creemos la mayoría de los autónomos es que necesitamos una mayor protección. Pero, no tenemos por qué pasar por un contrato, que nuestra experiencia nos dice que nos va a precarizar y no nos va a proteger, tal y como nos lo está vendiendo el Gobierno", añade Jordi Mateo.

Esta compleja situación refleja una gran diversidad de perfiles, de estas personas que utilizan las plataformas digitales para encontrar clientes, en sectores como el transporte, los servicios a domicilio y los servicios ‘en línea’.

©
Euronews©

Laura es diseñadora gráfica. Tras perder su empleo por la crisis sanitaria, recurrió a una plataforma que la pone en contacto directo con diversos clientes.

"Te das de alta en la plataforma, creas tu perfil, pones tu tarifa, tu horario y disponibilidad. Para mí el cambio es positivo porque me da la libertad de poder dedicarle las horas que quiera y hacer los proyectos que a mí me gustan realmente. Yo creo que, plataformas de este tipo, te ayudan a abrirte paso en el mercado laboral", afirma Laura Cárdenas Corrales, diseñadora gráfica.

Mientras algunos trabajadores abogan por una mayor protección social, el modelo de flexibilidad horaria y laboral es reivindicado por otros, como ocurre con las plataformas digitales que lo defienden. Según la Organización Internacional del Trabajo, generan cerca de 4 000 millones de euros de ingresos anuales en Europa (datos facilitados directamente por la OIT).

Pero, ¿cómo garantizar el cumplimiento de las leyes laborales y la calidad de los empleos generados? La Comisión Europea ha lanzado una consulta para mejorar la protección de los trabajadores de plataformas digitales.

En Bruselas, el director general Europeo de Empleo, Joost Korte, explica la situación.

©
Euronews©

"Este sector tan prometedor tiene muchos aspectos buenos, como un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, más flexibilidad, acceso al mercado de trabajo para personas que, a veces, se encuentran en circunstancias muy difíciles... Pero, tiene que estar basado en un modelo sostenible. De lo contrario, lo que ocurrirá es que llegaremos a soluciones diferentes en los distintos Estados miembros y esto será negativo en el contexto del mercado único, señala Joost Korte, director general de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea".

De acuerdo. Ahora hablo con Uma Rani, economista sénior de la OIT, la agencia de Naciones Unidas que establece las normas laborales internacionales. ¿Qué le parece la consulta de la Comisión Europea?, pregunta Naomi Lloyd.

"Tenemos que recordar que las plataformas laborales digitales trabajan a través de las fronteras, por lo que el marco legislativo de la UE, que verá la luz a finales de este año, sería un muy buen paso adelante para mejorar la vida y las condiciones laborales de los trabajadores y las plataformas", responde Uma Rani, economista sénior de la OIT.

Hemos visto en el reportaje de Fanny que se penaliza con algoritmos al trabajador si rechaza algún servicio, ¿es algo frecuente?, quiere saber la periodista.

"Esto es algo que experimentan muchos trabajadores en estas plataformas. Realmente, las plataformas utilizan prácticas de gestión algorítmica para asignar el trabajo y recompensar la labor y supervisar todo el proceso del trabajo en sí mismo. Si comienzas a rechazarlo o, si no eres capaz de mantener el ritmo entonces, te penaliza", relata Uma Rani.

©
Euronews©

Pero, hemos visto que no todos los repartidores quieren ser empleados fijos, a muchos les gusta la flexibilidad de trabajar las horas que quieran, apunta la reportera.

"Supongo que, la razón por la que un repartidor, en particular, quiere trabajar muchas horas es debido al proceso de 'ludificación' que tienen estas plataformas. Así que, cuentan con muchas bonificaciones e incentivos. Con el paso del tiempo, lo que ocurre es que, la cantidad de trabajo que te encargan, realmente baja. Y los ingresos que recibes disminuyen. En ese momento, aparece la frustración", asegura la economista sénior de la OIT.

En muchos sectores, la gente opta por trabajar por cuenta propia. ¿Cuál es el problema con el trabajo a través de las plataformas?, pregunta por último Naomi Lloyd.

"El problema surge cuando el trabajo por cuenta propia se convierte en un autoempleo ‘disfrazado’, en el que eres un empleado pero te piden que te conviertas en autónomo y no obtienes ninguno de los beneficios. No hay regulaciones. Así que, se autorregulan y deciden cuál es el estatus del trabajador y cuál es el precio de un desplazamiento o el de un servicio. Esto resulta muy problemático", concluye Uma Rani.